Las mujeres que buscan hasta la fecha

La mayoría de las constituciones de todo el mundo garantiza de alguna manera la igualdad de género, pero la estadounidense, técnicamente, no lo hace. Un grupo liderado por mujeres se opuso a ... Según los datos compartidos por la firma, 50 por ciento de las mujeres en los niveles gerenciales es la cifra que se reporta en este 2020, la cual contrasta de forma interesante con el 38 por ... En contra de lo que se pensaba hasta el momento, las mujeres cuando llegan a una determinada edad, ya no desean “parecer más jóvenes”. El estudio muestra que 1 de cada 5 mujeres en Europa busca tratamientos anti envejecimiento para tener un aspecto más “ renovado” y para “ aumentar su confianza y autoestima”. Aunque la iglesia anglicana prepara a mujeres para ciertos servicios especiales, hasta la fecha no ha permitido que las mujeres administren los sacramentos como hacen los sacerdotes. g87 8/7 págs. 22-23 - ¡Despertad! 1987 Hasta la fecha, las conferencias son la nueva actividad profesional del matrimonio, que pese a lo jugoso de las condiciones deberán buscar más vías de ingreso si quieren mantener su estatus de ... Casi todas las señales de ondas gravitacionales confirmadas hasta la fecha provienen de una fusión binaria, ya sea entre dos agujeros negros o dos estrellas de neutrones, por lo que esa es la ... No toleran las mujeres dependientes. Buscan una aliada con la cual puedan compartir proyectos y pensar en formar una familia, así que siempre querrán a aquellas que privilegien algo más que una ... La ciencia, al igual que muchas otras disciplinas, es una carrera de resistencia en donde las mujeres nunca han sido reconocidas como lo merecen, es por eso que nos corresponde como sociedad ... Tras cinco largos meses postrada en la cama de un hospital, la joven exige justicia. No quiere mostrar el rostro, pero su voz es firme y clara sobre lo que le hicieron. 30.000 pesos (1.400 dólares) costó arrebatarle la vida que tenía hasta ese entonces, según la Fiscalía de Oaxaca. Para ellos, familia significa todo. Por lo tanto, hacen amantes esposas y madres cariñosa. Las mujeres occidentales, por el contrario, son ambiciosas y orientadas a la carrera. Las mujeres polacas disfrutan cuidando a sus hijos y hacer las tareas domésticas. Desean de los hombres de todo el mundo hasta la fecha a las mujeres polacas. Esto es ...

Malin Björk: “El cierre de fronteras crea una Europa sin rostro humano”

2018.08.29 02:59 lulydelmar1 Malin Björk: “El cierre de fronteras crea una Europa sin rostro humano”

23 AGOSTO, 2018 Malin Björk Por Álvaro Bravo (@AlvaroBravo4) Malin Björk es eurodiputada sueca por el Partido de la Izquierda en el Parlamento Europeo desde 2014. Además, es miembra de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior y de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género. El fenómeno de las migraciones ocupa un lugar importante en su activismo político hasta el punto de poner en riesgo su imagen política con tal de lograr que no deportaran en un avión a un hombre iraní demandante de asilo. Björk ha trabajado durante varios años para el Lobby Europeo de Mujeres en Bruselas antes de convertirse diputada del European United Left–Nordic Green Left en 2009.
¿Cuál es tu opinión acerca de la gestión actual de la Unión Europea de la inmigración?
Desde que soy eurodiputada en 2014 he visto que no hay una perspectiva de largo alcance para este tema tan complejo. No hay un debate real sobre la solidaridad con los refugiados, la necesidad de abrir fronteras, algo que sucede desde el otoño de 2015 con el movimiento de personas por la ruta de los Balcanes. Estuve allí y pude ver lo que estaba pasando en los campamentos sin que se dieran soluciones para acoger de una manera segura a los refugiados que llegaban. Cada gobierno de los países miembros de la Unión Europea tiene una posición muy diferente sobre la migración dependiendo de los partidos que estén en el gobierno. Por ejemplo, mi país, Suecia, como región rica de cinco millones de personas, no tiene problemas económicos en integrar a buena parte de los inmigrantes. Pero en lugar de este mensaje algunos políticos nacionalistas deciden utilizar la migración como algo negativo para conseguir votos.
Se genera ese problema artificial cuando muchos países de la Unión Europea incrementan los controles fronterizos de diferentes formas para intentar controlar el movimiento de la gente. Intentamos disuadirlos para que no vengan a Europa olvidando en el camino los derechos universales de movilidad, de acceso a la educación o a la salud.
¿Hay algún tipo de interés por parte de las empresas de seguridad en mantener esas fronteras?¿Existen lobbies en Bruselas que ejerzan presión en el Parlamento para que los estados legislen en su provecho?
¡Por supuesto que existen compañías privadas que actúan en su propio beneficio en las actividades del control migratorio! Hay una relación entre las operaciones militares -que buscan crear ese perímetro de seguridad en torno a Europa- y el poder público. Sobre todo porque se ofrecen fondos comunitarios para la investigación de tecnologías de seguridad y defensa. Este es un hecho que no deja de sorprenderme. Esto supone límites para las personas inmigrantes, límites para la libertad de movimiento, límites para recibir personas. En este contexto se utiliza la sospecha permanente de que existan posibles terroristas, donde se sacrifican libertades y derechos por la seguridad. Me siento profundamente decepcionada por la influencia del lobby de las armas y de las empresas de seguridad en políticas que deberían ser de corte humanitario.
Los países mediterráneos son considerados como la frontera sur de Europa. ¿Estás de acuerdo con la definición que hacen algunos medios ingleses del papel del Gobierno español como ‘gatekeeper’?
Si tú eres un partido nacionalista con una mentalidad xenófoba puedes presentarte ante tus votantes como un ‘gatekeeper’, un controlador de fronteras que actúa con mano dura. Hay muchos estados que quieren venderse así porque consiguen votos. Durante mi viaje a Melilla escuché que una empresa había recibido contratos para construir la valla. Lo que realmente da miedo es que la población reciba estos mensajes como positivos.
En cambio, otro discurso político que ha cobrado fuerza en europa es delegar responsabilidades a otros países: “vamos dejar que la gente se mueva a diferentes países y los responsables para la regulación van a ser países del norte de África”. El Partido Demócrata italiano permitió el movimiento en sus fronteras, una decisión que puedo entender, sin que existieran unas medidas decentes comunes. Esta decisión causó un gran descontento en otros países europeos con un discurso más duro en contra de la inmigración, y ahora, tras la victoria de la Liga Norte, hay un cambio en las políticas italianas al cerrar los puertos, agitar la xenofobia e impedir la llegada de personas.
Esto permite a los Estados europeos delegar las políticas migratorias y externalizar las fronteras a países como Libia, que ha sufrido una guerra civil, donde muchos de los derechos humanos no son respetados, como ya denunciaste en el mismo Parlamento Europeo.
Cuando estuve en Melilla hace un par de años pude comprobar cómo este lugar es casi como una prisión, algo horrible. Allí hablé con el alcalde de la ciudad quién me dijo que estaba orgulloso del papel de las fuerzas de seguridad impidiendo la llegada de personas del África subsahariana. Él estaba convencido de que hacían un buen trabajo en la frontera cuando no es aceptable controlar la migración con métodos contrarios a cualquier legalidad. Por eso, es importante contar historias sobre las concertinas en Melilla, sobre quiénes esperan en campamentos, sobre los amigos que pierden en el camino y sobre los abusos cometidos por los policías. Durante el viaje conocí a una senegalesa que vivía en la parte marroquí de las montañas que llevaba dos meses esperando para poder cruzar la frontera. Me contaba que durante el viaje había sufrido abusos sexuales por parte de sus compañeros. Esto es una consecuencia directa de las políticas migratorias erróneas de la Unión Europea hacia las personas.
Este año organizasteis el foro ‘Feminismo Sin Fronteras’ en el Parlamento Europeo en el que se abordó el impacto de género de las migraciones en las mujeres. ¿Cómo afecta la inmigración a las mujeres desde una perspectiva de género?
En agosto de 2015 recorrí Grecia, Serbia y Macedonia donde vi muchos grupos de mujeres y hombres que no querían romper su familia, dejar a los niños atrás. La mayoría de estas familias buscaban conseguir el estatus de refugiados para seguir juntos mientras continuaban la ruta relativamente segura de los Balcanes. Pero cuando empezamos a cerrar las fronteras, un miembro de la familia, normalmente el hombre, continuaba el viaje solo hasta el centro de Europa para esperar el derecho a la reubicación familiar.
Estas políticas de cierre de fronteras, a pesar de no conseguir nunca su objetivo, han tenido un fuerte impacto negativo sobre las mujeres inmigrantes. Provocan que haya cambios en las rutas, que estas sean más peligrosas, que existan grupos que ayuden a moverse de manera clandestina y la explotación sexual de estas mujeres. Cuando ellas deciden dejar atrás la violencia en sus países de origen no hay nada que consiga frenar ese impulso de estar a salvo, al revés, se incrementa. Por otra parte, una reubicación familiar distinta termina en situaciones como que el padre consiga llegar a Alemania pero los hijos con sus madre se queden en Grecia. En definitiva, las medidas de cierre de fronteras tienen el efecto de crear una fortaleza Europa sin un rostro humano.
En 2014 estuviste a bordo de un avión rumbo a Irán y te avisaron de que en el mismo vuelo viajaba un hombre que iba a ser deportado desde Alemania. ¿Qué pasó después?
Estando en el aeropuerto me llamó un activista y me dijo que iban a deportar a un hombre. En ese momento decidí que no podíamos dejarle ir porque sabíamos que su familia se quedaba en Alemania. Algo debíamos hacer. A sabiendas de que el piloto tiene autoridad completa dentro de un avión y que, si decide que no van a despegar, la policía no puede impedírselo. Decidí no abrocharme el cinturón de seguridad en el momento que lo indicaban. Entonces expliqué que dentro de ese avión viajaba un hombre con una hija de pocos meses que iba a ser expulsado del país. Cuando el personal del vuelo me preguntaba porque hacía esto yo les contestaba: “él tiene su familia aquí, tiene a su hija. ¿No pensáis que lo justo es que sigan juntos?”. Ellos me exigieron que me pusiera el cinturón y me amenazaron con enviar a la policía. No entendían que siendo una política pudiera romper la ley.
Al final, por esta resistencia pacífica, no salió el vuelo esa mañana y este hombre no fue devuelto a Irán. Es el caso de una única persona, pero pienso que su vida cambió en ese momento y que también cambió la mía porque pude ver como una acción propia ayudaba directamente a unas personas. Es una sensación diferente a cuando estás elaborando un informe, en un debate parlamentario o en este despacho. En un caso de injusticia como la que presenciaba tienes que elegir que elegir cómo actúas, ¿haces algo o no haces nada?
https://blogs.publico.es/conmde/2018/08/23/malin-bjork-el-cierre-de-fronteras-crea-una-europa-sin-rostro-humano/
Un breve comentario y algunas preguntas:
La primer pregunta que me he hecho es en referencia al titulo de la nota: Acaso alguna vez ha habido una Europa con rostro humano? Si, pero no en este siglo. En el siglo pasado. Suecia si ha sido un país con rostro humano en los años 70 y 80 del siglo pasado cuando recibió a miles de perseguidos políticos de las dictaduras militares de Sudamerica, sobretodo de Chile. También de Argentina y el Uruguay. Pero no llegaban en pateras sino a través de canales legales de pedidos de asilos políticos.

Pero ese rostro humano europeo se fue desfigurando con el paso del tiempo, para luego en este siglo convertirse en una hipócrita máscara, cuando no, en una maquina de matar. La Europa sin rostro humano, existe ya hace rato y es precisamente la responsable del desastre humanitario del Mediterráneo y la responsable de que en 2 años llegaran a Alemania 2 millones de refugiados.
La UE de este siglo, nunca ha tenido rostro humano. Participó en guerras como Afganistan, Irak, Libia, Siria, Ucrania
Qué rostro humano pueden tener Aznar y Tony Blair que arrasaron con la vida de más de 1 millón de personas en Irak?
Cuando el periodista hace referencia a Libia y afirma "que ha sufrido una guerra civil" acaso se olvida que durante más de 6 meses fue bombardeada por la OTAN con toneladas de bombas?
Qué rostro humano puede tener Europa cuando ha financiado y armado a fundamentalistas en Siria junto a Qatar y los saudíes? Acaso no han puesto en riesgo la seguridad de los europeos desde Irak a la fecha?
Qué rostro humano puede tener Europa cuando ha comprado petróleo al Estado Islámico y no ha dejado de venderle armas a los saudíes e Israel que masacra Palestina?
Qué rostro humano puede tener Europa cuando ha apoyado masivamente la aniquilación económica de Grecia y que ante la "Crisis" del 2008 ha rescatado Bancos y ha dejado tirados con sus desahucios a cientos de miles de personas en España?
Esto si no es con un cambio radical en las políticas económicas en Europa y un cambio en su política exterior no tiene solución.


submitted by lulydelmar1 to podemos [link] [comments]


2018.07.29 02:56 alforo_ Se buscan imbéciles para club de fans

Como si de un virus se tratara, los imbéciles se han convertido en perfectos forúnculos allá donde la espalda pierde su bello nombre. Y en España últimamente salen como las babosas en días de lluvia fina a jalear las más putrefactas causas. Y, como me pasa con esos animalitos que reptan y cuya misión no es más que comer los brotes tiernos expulsando babas, no entiendo muy bien cuál es el beneficio en esto que se ha venido llamando el círculo de la vida.
Hace pocas fechas escuchábamos quejicoso a un miembro de La Manada dolerse de que Facebook le hubiera cerrado su club de fans. Sí, en España un nutrido número de imbéciles decidieron loar al tipo que violó a una chica de 19 años en San Fermín y sobre el que está pesa otra actuación similar con una chica de Pozoblanco. No sé si lo que más les mola es que droguen a las chicas, que simplemente abusen de su superioridad numérica y de fuerza para poder abusar de ellas o si, por el contrario, les atrae el perfeccionamiento de sus planes: organizaban las violaciones como si de un campamento de alta montaña se tratara, sin dejarse nada al azar: la ropa interior, los calcetines y ¡la burundanga!
Imbéciles machistas que han diseccionado la vida de la chica como si el hecho de haber sido violada debiera haber supuesto condena de muerte social, que han redactado titulares machistas que rozaban el delito -y no sólo a la inteligencia y a la vergüenza ajena-. Los mismos imbéciles que, a través de digitales de poca monta, han cruzado la línea de su natural estulticia para convertirse en delincuentes que publicaron los datos personales de la chica incumplimiento las leyes que protegían sus datos.
El machismo mata, y por tanto, me van a permitir que muestre mi intolerancia a una actitud que ha abocado a una auténtica lacra de terrorismo machista que, hoy, ya no pone el contador a cero respecto a las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, pero que no acaba de definir con exactitud la magnitud de todas aquellas que son víctimas de violencia machista en cualquiera de sus expresiones.
Imbéciles y puteros que defienden que las prostitutas trabajan porque, como no han estudiado y son vaguetas o feas, pues tiene que comerciar con su cuerpo y son cómplices de que un 70% de mujeres que practican la prostitución en España sea víctima de trata de blancas, maltrato, abuso, vejaciones y asesinatos. Porque los imbéciles patrios, machistas y puteros, nos colocan como el país que más consume prostitución en Europa.
Y, oye, que das una patada a una piedra y te salen esos del PP que apoyan a esa insigne concejala que afirmó que la prostitución debía existir para satisfacer a feos y discapacitados porque no pueden tener otra cosa. ¿Cómo le explicas a quien piensa así que ni la discapacidad ni la fealdad son motivos para maltratar a una mujer y que el mantener relaciones sexuales no es un derecho?
Como si sus palabras no fueran el mejor escaparate de su capacidad de verbalizar aberraciones decidió extenderla a la acción política e intentar reprobar a la concejal socialista que defiende que la prostitución no sólo es una forma de violencia machista, sino que además, es una de las más terribles porque, quienes la padecen, en demasiadas ocasiones están bajo el yugo del maltrato y el miedo.
Y sí, es una muestra de imbecilidad supina intentar reprobar a quien defiende los derechos de las mujeres echándole en cara que acuse a los pinteños de consumir prostitución. Supongo que quien no haya consumido prostitución no se dé por aludido, y el que lo haya hecho, espero que le hierva la cara como le hierven las entrañas a quienes han tenido que padecerlos dentro de sus cuerpos.
Y como; aunque la mona se vista de seda, mona se queda; hay togas -las sotanas merecen un capitulo monográfico- que no pueden esconder la imbecilidad de las palabras de quien pretendió absolver a un padre por haber abusado de su hija porque, según el juez, la niña no mostró signo alguno de encontrarse o sentirse incómoda, intranquila, inquieta o perturbada mientras su padre le metía mano en un autobús urbano delante de quienes le denunciaron. O toda esa condescendencia con el machismo que, a golpe de mazo, han dejado a las mujeres en manos de sus verdugos, en la muerte segura de los malos tratos, de las amenazas. De todos esos niños y niñas que no fueron suficientemente protegidos porque la injusticia patriarcal hace una lectura del Código Penal que nos sigue sometiendo a la desigualdad y al arbitrio de quienes siguen creyéndose superiores y no iguales.
750 jueces firmaron un manifiesto hace pocas fechas en las que manifestaban sentirse presionados porque la sociedad y los políticos opinaban sobre las sentencias. Señorías, yo firmo un manifiesto para que, jueces como el que ha condenado a Juana Rivas con más dureza de la que hubiera tratado al ex marido en caso de abusar de ella y/o de sus hijos, no se permitan reflejar en una sentencia que una cicatriz en el muslo de una mujer es un elemento de belleza. Circunstancialmente es el mismo juez que se opuso a la Ley contra la Violencia de Género. Millones de mujeres nos unimos el pasado 8 de marzo en el más grande manifiesto para que, entre otras cosas, las togas no supongan impunidad en el respeto a la igualdad, al respeto, a una sociedad del siglo XXI que ha avanzado y ya no admite que las mujeres sigamos sometidas a legislaciones más propias del medievo. Esos magistrados y magistradas puede que ignoren que España ha tenido el funesto privilegio de encabezar la lista de países con más sentencias machistas. El premio se lo llevó el magistrado de un juzgado de Vitoria cuando preguntó a una víctima de violación por parte de su expareja a ver si había cerrado bien las piernas para evitar ser violada. En cambio, las mujeres no podemos ignorar semejante grado de majadería porque nos hace daño, porque deja a nuestros violadores y maltratadores libres.
Y, cómo no, tenemos el clásico club de fans de los nostálgicos de la Dictadura, los que se cagan en la memoria de los muertos de la cuneta manifestándose en el Valle de los Caídos acompañando sus absurdos graznidos con los aguiluchos de las banderas ansiosos de echar a volar para no compartir espacio con semejantes especímenes de dos patas que se han convertido en necios. Son los imbéciles que se esconden en perfiles falsos para poder soltar todas las barbaridades que jamás soltarían a calzón quitado, porque no hay nada más clásico que los cobardes defendiendo el abuso y la tiranía de otros. Imbéciles arios y patrios que tienen cabida porque tenemos un país que permite que se haga apología del fascismo desde las instituciones: ayuntamientos e incluso desde los distintos parlamentos y que, además, se les cede espacios televisivos para que puedan seguir sobreviviendo. Tenemos un país que, hasta ayer, condecoraba vírgenes y comparaba el aborto con ETA desde las instituciones que debieran velar por todos nosotros.
Queremos ser un país avanzado, del siglo XXI, pero nuestros imbéciles son palos en las ruedas de una carreta que se desvencija y nos mantiene anclados en los prolegómenos del XX. Es hora de que la máquina de tiempo nos traslade a la sociedad que pueda afrontar los retos del futuro con una ciudadanía que respete, que avance hacia la igualdad con respeto, sin miradas melancólicas a los tiempos pasados en los que los yugos siempre los llevábamos las mismas. Y, para ello, las mujeres volveremos a ser imprescindibles porque nos negamos a que nuestras hijas tengan que estar al arbitrio de los imbéciles de los tiempos de sus madres. Tan sencillo y tan difícil. ¿Quién dijo miedo?https://blogs.publico.es/otrasmiradas/14288/se-buscan-imbeciles-para-club-de-fans/
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2017.11.23 05:26 SubotaiKhan Te ELIFEO: Conceptos políticos y formas de gobierno.

Parte I: La diferencia entre izquierda y derecha
Parte II: La izquierda
Primero, terminé mis parciales, aprobé todo, casi soy abogado, así que me van a tener haciendo lo que más me gusta: Enseñar pelotudeces. Estoy considerando seriamente estudiar alguna licenciatura de política, historia o filosofía y dar clases como una segunda profesión.
Segundo, voy a hacer un anexo de palabras que debí haber explicado antes, cuestiones ideológicas que pueden estar tanto en la derecha como en la izquierda, y algunas son “buzzwords”, palabras que la gente, tanto boludos en internet como académicos, la utilizan de manera trivial.
Tercero. Voy a explicar las formas de gobierno, que no lleva encausado necesariamente una ideología en sí, lo voy a hacer corto porque asumo que no hace falta extenderme mucho en explicar que es, por ejemplo, una monarquía y una república. Pensaba que algo como esto no es necesario explicar, pero he visto en Facebook, estadounidenses que piensan que democracia y republica constitucional son dos términos opuestos y excluyentes.
https://www.reddit.com/ShitAmericansSay/comments/5ubaz8/a_lot_of_americans_think_that_a_democracy_and/
https://www.reddit.com/The_Donald/comments/6ixydx/monarchy_doesnt_work_theocracy_doesnt_work/
Originalmente, iba a incluir en este thread las ideologías de derecha, pero quedaría muy feo mezcladas con todo esto, así que quedara para más adelante.
No hay TL; DR. Lo mismo que el anterior post. Si van a criticar, se toman la molestia de leer todo. Y algo que algunos no entendieron con el anterior thread: “Si te cuento que es X ideología, y que piensan sus integrantes, no quiere decir que yo la apoyo”
POPULISMO:
MAN, acá si tenemos problemas para definir esto. Cualquier político que empieza a tener su propia hinchada, es llamado populista. He visto a analistas políticos llamar populista a políticos moderados o pro establishment, como Obama, Macri, Hillary.
El termino populista se lo usa como insulto, aquel político que atrae a las masas ignorantes, pero también es usado como algo positivo, a aquel político que es popular entre la gente y electo por favorecer a la gente. Pero estas definiciones son ridículas, ¿no? ¿Cómo un político va a ser electo si no es atrayendo la mayor cantidad de votantes posibles? Ningún político va a decir “yo solo represento a la elite, los pobres que se caguen”.
Me puse a buscar en varias fuentes que se lo define como populismo, me encontré con bocha de artículos periodísticos, definiciones de diccionario, y demás, pero ninguna me dio una mejor caracterización más especifica que Santiago Ylarri hace sobre el populismo latinoamericano:
• Rechazo a los profesionales de la política: Se rechaza tanto a los académicos, como los analistas y los políticos con experiencia.
• Desconfianza en las instituciones públicas existentes: Es decir, anti establishment, oposición a la retórica que gobierna el país (si es que no gobiernan los populistas) y a la retórica internacional.
• Diálogo directo entre la dirección del movimiento y la base social.
• Fuerte voluntad de movilización y participación.
• Retórica nacionalista: El enemigo es el extranjero u otros países que planean la destrucción del Estado, junto con la colaboración de traidores de nuestro país.
• Liderazgo caudillista: Un líder carismático, invistiendo más poderes de los que le corresponden constitucionalmente, siendo apoyado por sectores populares.
También se suele usar como sinónimo de demagogia, la estrategia política de ganar votos por medio de promesas falsas, apelando a la gente con emociones y desinformación, y un uso y abuso de la propaganda política.
El populismo, como el nacionalismo, puede ser de derecha o izquierda, surgen figuras que usan distintas narrativas en su camino al poder. El referente de la derecha en nuestro continente es Donald Trump, mientras que la izquierda tiene en toda Latinoamérica sus raíces en la llamada ola rosada. Un surguimiento de movimientos democráticos socialistas en todo el continente, con una retórica anti EEUU y anti capitalismo.
NACIONALISMO:
Nacionalismo clásico (este término no existe, pero me parece útil para diferenciar el nacionalismo original del moderno) sea intencional o no, en algún momento, a fines del siglo 18, se hizo necesario tener garantizada la lealtad de los súbditos mediante “algo”. Desde nobles hasta revolucionarios, se dieron cuenta que era fácil garantizar la lealtad por medio de atributos que identificaran a una población con las causas de uno, también es un buen concepto para tener en cuenta si uno desea gobernar sobre una población: entre más homogénea, más fácil de hacer leyes considerando sus necesidades. Finalmente, con la introducción de una nueva clase gobernante o al menos influyente, los burgueses, existiría una reestructuración social y renovación de todas las instituciones (Algunos reyes empezaron a legislar y reglamentar el idioma, y a usar la religión no solo como entidad política, sino como entidad cultural unificadora)
El mejor ejemplo que tengo para explicarles fue el de Francia. Un monarca era sostenido en el poder porque era la voluntad de Dios. ¿Qué pasa cuando la voluntad de Dios que te gobierna, conspira con otros reyes para que invadan tu país y repriman tu revolución? Bueno, primero, obviamente, le cortamos la cabeza con una guillotina como gente civilizada que somos, segundo, instauramos una nueva razón por la cual debemos mantenernos unidos en defensa de la soberanía de nuestra nación de este Rey traidor de su pueblo y sus aliados. Se creó una bandera reemplazando el estandarte de la monarquía gobernante, un símbolo azul, blanco y rojo, representando así a todo el pueblo francés y su lema; libertad, igualdad y fraternidad. Esto no solo se vio reflejado en solo un trapito, sino que, si alguien se metía con Francia, no se metía con la Casa Real del Reino de Francia, pero con todos los habitantes del territorio francés, las guerras no la pelearían los caballeros de noble cuna, lo harían desde el más miserable de los campesinos hasta el más rico de los nobles. Napoleón famosamente presumiría de esto: “No pueden detenerme, gasto 30.000 vidas en un mes.”
Esto, junto con los movimientos filosóficos románticos, generara en todo el mundo las Naciones-Estado: Territorios delimitados, donde una población que comparte una identidad cultural, es gobernada por un mismo soberano.
Nacionalismo étnico: Algo que es necesario diferenciar, es que un Estado no es lo mismo que una nación. Dentro de un Estado podés tener distintos grupos étnicos que se sienten identificados solo entre ellos, y no con el resto del país. Por ejemplo: las diversas naciones que se encuentran en España (vascos, catalanes, gallegos, aragonés) o en nuestro país que tenemos la nación mapuche.
Los bolivianos decidieron tomar en consideración sus diferentes nacionalidades y constituirse como un Estado Plurinacional (un estado descentralizado y culturalmente heterogéneo, que concede cierto tipo de autonomía y representación a cada nación)
Otros, como yo diría el nuestro, alienta la homogeneización de las etnias por medio de la aculturación, el mestizaje, y básicamente ignorando las diferencias. Esto se le llama Crisol de razas o de etnias. Esto lleva a configurar un tipo distinto de nacionalismo, donde la nación lo compone todos los que la habitan, sean de la etnia que sean
Nota: crisol es el recipiente donde se funden y mezclan los metales.
Lo contrario al crisol de etnias, es el mosaico, esto sucede cuando no se produce la homogeneización, viviendo en armonía, pero sin mezclarse.
Hasta acá di ejemplos de cómo en países modernos pueden convivir diferentes etnias en relativa paz social. Sin embargo, en el siglo pasado y este, distintos Estados han tenido sus etnias enfrentadas unas contra otras, bajo el argumento de ser oprimidas por otra etnia dentro de un mismo Estado, y no hablo solo de catalanes buscando independizarse por un referéndum, sino de verdaderas crisis y genocidios.
Alemania: Hitler llego al poder usando de argumento la opresión que el verdadero pueblo alemán sufría, y esto llevo a que… bueno, no hace falta que les cuente que fue La Solución Final, ¿no? Posteriormente anexó partes de Checoslovaquia para proteger a las minorías germánicas habitando en ese país. Esta búsqueda de consolidación del pueblo germánico, que superaba las fronteras del Estado Alemán, se lo llama pangermanismo. El lema usado por Hitler era “Una Nación, un Pueblo, un Líder”, es decir, el Estado Alemán, sería sinónimo de la nación alemana, y todos gobernados por el mismo e indiscutido líder.
Ruanda: Cuando los belgas colonizaron Ruanda, se encontraron con tres tribus. Pero las que nos importan acá eran los tutsis y los hutus (la tercera tribu eran los twa). Mucho no difieren entre estas tres etnias, los tres hablan la misma lengua, y producto de la colonización, la misma religión (catolicismo). Según algunos académicos, los tutsis y los hutus no son ni siquiera distintos pueblos, sino una especie de castas, pero los belgas les llevaron la noción de que los tutsis eran superiores, y ellos debían estar a cargo, a pesar de que eran una minoría… cuando los belgas se fueron y su gobierno paso a ser democrático, la mayoría hutu decidió que, en represalia, se debía matar a todos los tutsis. El gobierno ordeno que cada hutu debía salir con palos cubiertos de clavos, a matar a todos los tutsis vecinos que tuvieras, y de no hacerlo, te matarían a vos a tu familia. Esto llevo al gran genocidio ruandés.
Yugoslavia: Este es un caso realmente interesante, porque fue un quilombo de “subnacionalidades”.
Por si no se acuerdan de la existencia de este país, o nacieron después de su caída, antes existía un Estado Federal Socialista en la península balcánica llamado Yugoslavia. ¿Porque dije subnacionalidades? Porque las distintas naciones de Yugoslavia eran todos eslavos. No que son de solo de Eslovenia, sino que pertenecen al grupo étnico al cual pertenecen muchos otros países, como Rusia, Ucrania, Polonia, República Checa, Bielorrusia, Bulgaria, Eslovaquia, y las distintas naciones de Yugoslavia. Y en Yugoslavia, tenías las repúblicas socialistas de Bosnia y Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Macedonia, Montenegro y Serbia, algunos de ellos tenían distinto idioma y distinta religión (católicos apostólicos romanos, católicos ortodoxos y musulmanes). Se mantenían unidos gracias a un poderoso líder llamado Josip Broz, alias “Tito”, que, si bien era socialista, no se llevaba bien con el Kremlin (era tan macho, que amenazo a Stalin de que, si le seguían tratando de mandar asesinos, el mismo iba a mandar uno, y solo le bastaría con ese para hacerlo)
No se sabe si es verdad, pero se le atribuye a Tito la frase: “Soy el líder de un país que tiene dos alfabetos, tres lenguas, cuatro religiones, cinco nacionalidades, seis repúblicas, rodeada de siete vecinos y un país donde viven 8 minorías étnicas.”
Como esperaran, o se acordaran, una vez que Tito murió, todo se desintegro, y fueron luchas entre distintas naciones para preservar su identidad nacional en contra de los serbios que querían mantener la colapsada Yugoslavia, hubo crímenes de guerra, genocidio, todo.
¿Se acuerdan que en el 2006, Argentina jugo contra Serbia y Montenegro? “La selección de Serbia y Montenegro es, hasta el momento, el único equipo que ha participado en la fase final de la Copa Mundial de Fútbol representando a un país inexistente. Tras la independencia de Montenegro el 3 de junio, Serbia declaró la disolución oficial de la unión de Serbia y Montenegro el 5 de junio de 2006, cuatro días antes del inicio del torneo. Por disposiciones de la FIFA, sin embargo, el equipo debió mantener su denominación.”
Ahora mismo hacen lo que sea para mantener a Kosovo dentro de su poder soberano, a pesar de que EEUU y la Unión Europea reconocen a Kosovo como nación independiente.
Medio Oriente: Cuando el Imperio otomano colapso en la primera guerra mundial, Gran Bretaña y Francia dividieron el imperio en protectorados temporales, prometiendo la formación de distintos Estados. La delimitación de fronteras fue… arbitraria, hecha con regla sobre un mapa. ¿Qué paso cuando se formaron los Estados? Sunníes vs. chiitas, kurdos vs. Turcos, iraníes, iraquíes y sirios, palestinos vs. israelitas, monarquías vs. Teocracias. Un dolor de pija para todos, que daría para otro thread solo para explicar toda esta situación.
Actualmente: Tenemos varios movimientos nacionalistas, la mayoría propone la secesión de su nación del Estado: Los kurdos, catalanes, mapuches, escoceses y vénetos son los movimientos más trascendentes de estos años.
No pretendo ponerme a criticar las ideologías que explico, pero me gusta mucho esta crítica hecha por Karl Popper:
"Pues el supremo absurdo del principio de la autodeterminación nacional es evidente para todo el que dedique un momento a reflexionar en él. Ese principio equivale a sostener que cada Estado debe ser una nación-Estado: que debe estar limitado dentro de una frontera natural, y que esta frontera debe coincidir con la ubicación de un grupo étnico; de modo que debe ser el grupo étnico, la "nación", el que determine y proteja los límites naturales del Estado. Pero las naciones-Estados de esta especie no existen. Aun Islandia, la única excepción en la que puedo pensar, sólo es una excepción aparente. Pues sus límites están determinados, no por su grupo étnico, sino por el Atlántico Norte, así como están protegidos, no por la nación islandesa, sino por el Tratado del Atlántico Norte. Las naciones-Estados no existen, simplemente porque no existen las llamadas "naciones" o "pueblos" en los que sueñan los nacionalistas. No hay ningún, o casi ningún, grupo étnico homogéneo asentado desde hace largo tiempo en países con fronteras naturales. Los grupos étnicos y lingüísticos (los dialectos a menudo son barreras lingüísticas) están entremezclados inextricablemente en todas partes. La Checoslovaquia de Masaryk se fundó en el principio de la autodeterminación nacional. Pero tan pronto como fue fundada, los eslovacos exigieron, en nombre de ese principio, la liberación de la dominación checa; y finalmente fue destruida por su minoría alemana, en nombre del mismo principio. Situaciones similares han surgido prácticamente en todos los casos en los que se ha usado el principio de autodeterminación para fijar los límites de un nuevo Estado: en Irlanda, en la India, en Israel, en Yugoslavia, etc. Hay minorías étnicas en todas partes. "Liberarlas" a todas ellas no puede constituir un objetivo adecuado; más bien, el propósito debe ser protegerlas a todas. La opresión de los grupos nacionales es un gran mal; pero la autodeterminación nacional no es un remedio factible. Además, Gran Bretaña, los Estados Unidos, Canadá y Suiza son cuatro ejemplos obvios de Estados que violan, en muchos aspectos, el principio de las nacionalidades. En lugar de determinar sus límites por grupos étnicos, cada uno de esos países se las ha arreglado para unir varios grupos étnicos."
Karl Popper, 'La Historia de nuestro Tiempo', en 'Conjeturas y refutaciones'.
Nacionalismo económico: Finalmente, tenemos el nacionalismo económico, que consiste en políticas de Estado de proteccionismo a favor de empresas originarias de un Estado. Por medio de subsidios a las empresas y aranceles impositivos contra importaciones, un Estado promueve una agenda nacionalista que pone énfasis en la industria nacional.
Esto es en contraposición al globalismo económico, la tendencia que tiene el capitalismo moderno de favorecer a cualquier empresa del mundo que pueda proporcionar costos más baratos y/o de mejor calidad. Como por ejemplo la manufactura barata China y del sudeste asiático (no cuesta mucho hacer un par de jeans cuando le pagas solo dos pesos a un menor de edad en un país con pocas libertades sociales) o la tecnología alemana o coreana.
El nacionalismo hoy en día puede abogar por ambas cosas, por la protección y unidad de una nación, y por el proteccionismo económico, o solo una de ellas. Donald Trump, Nigel Farage, Marine le Pen, Frauke Petry, Peron, los Kirchner, Hitler, Mussolini, Tito, Carles Puigdemont, Bernie Sanders de izquierda a derecha, liberales y autoritarios, podemos encontrar distintos nacionalismos, en distintos grados, con sus propias particularidades. Usualmente se oponen a los Tratados de libre comercio entre las naciones, y son cautelosos con los bloques económicos (Euroescepticismo en la Unión Europea).
¿Qué diferencia hay entre nacionalismo y patriotismo?
Patriotismo no es una ideología, es simplemente la filosofía de apego e identificación de una persona con la tierra de donde uno viene. Uno puede ser patriota y creer en cualquier ideología política o teoría económica, no se da lo mismo con el nacionalismo. Ejemplo: Puedo ser patriota y oponerme al proteccionismo económico y promover la inmigración a nuestro país.
TOTALITARISMO y AUTOCRACIA:
Totalitarismo no es necesariamente un sinónimo de fascismo o autoritarismo. Totalitarismo implica que existe un partido, un grupo de personas o alguien, que tiene en su figura todos los poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) y lo utiliza para controlar todos los aspectos dentro de una sociedad acorde a su ideología.
Una monarquía absoluta o una dictadura son ejemplos de una autocracia, teniendo también el monopolio del poder político, pero no necesariamente es un gobierno totalitario, siempre y cuando no tengan una policía secreta o por medio de la legislación, limiten las libertades civiles de la población.
Según Carl Friedrich y Brzezinski (tuve que buscar el nombre de este último) dicen que un sistema totalitario tiene las siguientes características
-Monopolio de las armas y los medios de comunicación.
-Dirección central y control de la economía
-Terrorismo de Estado
-Una ideología elaborada
-Un solo partido, liderado por un dictador o caudillo.
Con esto, absolutamente todos los grandes autócratas de la historia entran en esta definición: Mao, Mussolini, Stalin, Hitler… Podríamos discutir incluso varias figuras nacionales, como la Dictadura Militar o Juan Manuel de Rosas, pero eso se lo dejo a ustedes, have fun.
INTERNACIONALISMO
Básicamente la idea es intervenir, de manera directa o indirecta en otros países, a fin de cambiar la ideología del país intervenido. Es una idea nacida del socialismo, que como explique, busca llevar la revolución a todas las partes del mundo; pero también presente en ideologías de centro y de derecha, como es el excepcionalísimo americano (la idea de que Estados Unidos es la policía del mundo, y que está facultada para invadir e intervenir en otros países para llevar FREEEDOOOM). Otros ejemplos no tan invasivos pueden ser las organizaciones internacionales, como la Organización de los Estados Americanos siendo la misma creada para evitar la expansión del comunismo en América. Por otra parte, la Unión Europea y el Mercosur suelen poner sanciones y excluir de sus acuerdos a aquellos países que no respeten los principios del liberalismo o la democracia occidental.
IMPERIALISMO
Otro concepto que tiene mas de un significado. El original es lo que supongo todos sabran, una nación expandiéndose haciendo uso de sus fuerzas militares para hacerlo. Aca va todo Imperio que estudiamos en la escuela.
La justificación para la creación de un Imperio puede ser meramente la obtención de nuevas tierras y recursos porque si. Esto no se da mas hoy en dia porque queda mal tomar cosas de otro sin pedir permiso. Por eso poco a poco, los países que tenían colonias tan lejos de sus territorios, fueron perdiendo su poder sobre ellas, poniendo fin al colonialismo.
Así que los Estados tuvieron que buscar otras excusas para expandir sus territorios. Una de ellas es el irredentismo, la idea de que se debe anexar X territorio por cuestiones históricas, culturales o raciales.
Existe por ejemplo el irredentismo argentino con la Antartida, las Islas Malvinas, Georgia y Sándwich del Sur. Tambien de los territorios cedidos a Chile (Picton, Nueva, Lennox) Descubri investigando esto que el irredentismo argentino se extiende hasta toda la Patagonia chilena, y los territorios que una vez fueron parte del Virreinato del Rio de la Plata, como Paraguay, Uruguay y parte de Bolivia y Brasil. Se imaginan eso? Capaz seria al pedo, ya somos el 8 país más grande del mundo y seguimos sin saber explotar nuestros recursos y estamos enormemente despoblados.
Con el ejemplo anterior, se darán cuenta que no se necesita un emperador para ser imperialista. Y ahí vamos con el concepto más moderno, el imperialismo económico. Y acá entra todo lo que algún amigo zurdo les habrá dicho alguna vez, un país interviniendo por medios económicos, en la política de otro.
Tambien existe lo llamado Imperialismo cultural. Es decir, cuando un pais replica su cultura en otras partes del mundo a tal punto de reemplazar la cultura del pais huésped. Aunque Estados Unidos sea el mejor ejemplo de ello, se han dado cuenta que de todas maneras EEUU es el pais mas “raro” en muchos sentidos? Usan otro sistema para contar la fecha, la temperatura, las medidas, capacidades, hasta para nombrar al deporte mas popular del mundo son unas parias.
GLOBALISMO
Aunque en su mayoría los que abogan por esta ideología es la centro derecha o la derecha liberal, me parece necesario explicarla ya que la mencione cuando explique nacionalismo. Básicamente, libre comercio entre las naciones; fundamentado en la eficacia y baratos costos. Esto es apoyado también por bloques económicos, que buscan eliminar las fronteras entre las naciones, tanto impositivas, como legislativas, sociales y culturales. Esta ideología suele estar ligado con el multiculturalismo, la idea de la convivencia pacífica entre distintas culturas.
Una ideología que se desprende del globalismo, es el COSMOPOLISMO, la idea de que todos los seres humanos de la tierra formamos parte de una comunidad, y en lo ideal, deberíamos abogar por un gobierno democrático mundial, con una moral universal para todos los habitantes de la tierra. Una idea como esta ha sido sostenida por Albert Einstein, Albert Camus y Bertrand Russell.
Fun fact: Albert Einstein apoyaba la idea de un gobierno socialista federal mundial
La idea de la moral universal es algo que está basado en las muchas ideas de la construcción de la moral. Podría hablarles si les interesa de la filosofía de la ética en otro post.
FORMAS DE GOBIERNO:
Unitarios, Federales y Confederados: No requiere mucha explicación para nosotros los argentinos, ¿no?
Unitarismos: Existe un gobierno central absoluto que gobierna de manera directa sobre todo un territorio. Este sistema funciona en países chicos o con poca población. Básicamente, si una provincia nuestra se separara y formara su propio país, lo más probable es que adopte un sistema unitario para gobernarse ya que no tiene tanto que gobernar. Estoy hablando de vos, Banda Oriental
Federalismo: Existen distintas regiones con su gobierno autónomo, pudiendo tener sus propias leyes, poderes ejecutivos, legislativos y judiciales, y hasta su propia constitución, pero siempre con un gobierno superior que gobierna por encima de los mismos, imponiendo leyes, una constitución y hasta interviniendo en los integrantes de esta unión cuando sea conveniente.
Por alguna que otra razón, esas regiones tienen distintos nombres a pesar de que sean básicamente lo mismo: provincias (Argentina) estados (EEUU) estados federados (Alemania) emiratos (Emiratos Árabes Unidos) zonas (Nepal) cantones (Suiza) y más.
Es un lio de nombres, y en un mismo país puede encontrarse diferentes regiones con diferentes grados de autonomía. Rusia, por ejemplo, tiene 46 óblasts, 3 ciudades federales, 22 republicas, 9 kais, 1 óblast autónomo y 4 distritos federales. Fucking commies.
El federalismo supone en un principio la descentralización, y para ello el Gobierno Federal subroga facultades a sus miembros, pero a su vez, permite que los miembros tengan cierta manera de controlar al gobierno federal por medio de cámaras legislativas, compuesta por representantes de las entidades federales. En nuestro caso, la cámara de senadores representa a las provincias, mientras que la cámara de diputados representa a los argentinos.
Confederación: Esta idea supone que no existe un gobierno Federal, solo una representación de los miembros de la federación ante los otros países.
Argentina llego a serlo en un momento, cuando cada provincia tenía su propio gobierno, su propio ejército, su propia moneda y su propia constitución, además, desobedeciendo completamente al gobierno de Buenos Aires.
La Confederación Helvética (Suiza) no es una confederación tampoco hoy en día, porque sigue teniendo un gobierno federal.
Lo más cercano que tenemos hoy en día a una confederación, es la Unión Europea, aunque es discutible.
https://www.youtube.com/watch?v=_lj127TKu4Q
REPÚBLICA Y MONARQUÍA:
Primero aclaro que existe una diferencia entre Jefe de Estado y Jefe de Gobierno. El Jefe de Estado es quien representa al país ante naciones extranjeras y es responsable del país. El Jefe de Gobierno lidera el poder ejecutivo y la administración del Estado. Les parecerá que es la misma cosa, siendo que, en nuestro país, y en todas las repúblicas presidencialistas, el presidente es las dos cosas al mismo tiempo.
República: su concepto moderno de hoy en día, es aquel gobierno que es una cuestión del pueblo, y, por lo tanto, elegido de manera usualmente de manera democrática, ya sea indirecta (el pueblo gobierna a través de sus representantes) o directa (el pueblo gobierna sin ellos). Puede que una república sea unipartidista, como es el caso de China, donde el partido elige a los candidatos.
República suele ser usada para describir más conceptos, como la igualdad ante la ley y la división de poderes, que en las monarquías no solía suceder.
Una república puede ser parlamentaria, presidencialista o semipresidencialista.
Un sistema presidencialista es el que tenemos. La gente elige a un presidente, que como dije, es el jefe de Estado y Gobierno.
En un sistema semipresidencialista, el jefe de Gobierno (primer ministro) es electo por el parlamento, mientras que el jefe de Estado (presidente) es electo por el pueblo. Existe entonces un gobierno bicéfalo, donde ambos comparten autoridad. Aunque suele suceder en la realidad que una figura subroga su poder a la otra. Gobiernos semipresidencialistas son los de Francia y Rusia por ejemplo.
El sistema parlamentarista tiene un primer ministro, una figura que es electa por el parlamento. El parlamento es un cuerpo legislativo que elige al primer ministro
Monarquía: El jefe de Estado gobierna de manera vitalicia, de manera unipersonal y es designado por un proceso no democrático. Existen distintos tipos de monarquías, no todas son iguales.
Una absoluta es aquella donde el monarca tiene en su persona investida los tres poderes, como es el caso de Arabia Saudita.
En una monarquía constitucional, el monarca solo tiene sus límites configurados por una carta magna o constitución. El monarca puede o no tener investida la figura del poder ejecutivo. En Marruecos el monarca es el jefe del poder ejecutivo, mientras que en casi todas las monarquías europeas no pasa esto, sino que hay una monarquía parlamentaria, donde el primer ministro es el Jefe de Gobierno, y el monarca es el Jefe de Estado.
No necesariamente un monarca es constituido por herencia, sino que, en algunos casos, es electo. El mismo se da en la Ciudad del Vaticano, donde el Papa es un monarca absoluto elegido por un cónclave.
ANEXO: Términos de origen griego adicionales que no requieren mucha mayor explicación.
Adhocracia: Ausencia de jerarquías. Como oposición también a una burocracia.
Androcracia: Gobiernan hombres. Patriarquia implica que existe un poder jerárquico superior de hombres hacia mujeres.
Anocracia: Gobierno inestable e ineficaz. Un mix entre una democracia y una autocracia.
Aristocracia: Gobierno de los mejores. En la antigüedad los mejores eran los más sabios, ricos y poderosos, pero actualmente solo significa las últimas dos cosas.
Bancocracia: Gobierno de entidades financieras.
Cibercracia: Gobierno a través del uso eficaz de la información.
Cientocracia: Políticas publicas basadas en la ciencia.
Cleptocracia: Gobierno de ladrones.
Criptarquía: Gobierno secreto u oculto.
Critarquía: Gobierno de los jueces.
Demarquía: Gobierno por ciudadanos elegidos aleatoriamente.
Diarquía: Gobierno de dos personas. (Triunvirato seria con tres personas, Tetrarquía cuatro, y mas o menos así en adelante)
Estratocracia: Gobierno donde el ejército y la política es la misma cosa. No es una dictadura militar, sino, por ejemplo, el gobierno británico de Chipre.
Etnocracia: Gobierno por un grupo étnico dominante
Futarquia: Gobierno en la que las decisiones de las autoridades podrían estar sometidas a los mercados de apuestas, que tienen mayor capacidad de agregar información.
Gerontocracia: Gobierno de los ancianos.
Gynecocracia: Gobiernan mujeres. Matriarquia implica que existe un poder jerárquico superior de mujeres hacia hombres.
Ideocracia: Gobierno erigido en base a una ideología o filosofía que rige todos los aspectos de la vida de la sociedad.
Isocracia: Gobierno de los iguales
Kakocracia/cacocracia: Gobierno de los peores o Gobierno de ladrones. Así es, “caco” es un nombre griego, de un demonio malvado.
Kratocracia: Gobierno de los fuertes
Logocracia: Gobierno de la razón y las leyes.
Meritrocracia: Gobierno de los más hábiles y talentosos.
Monocracia: Gobierno de una persona.
Netocracia: Gobierno de aquellos que tienen su poder basado en sus habilidades tecnológicas y de networking.
Noocracia: Gobierno en vista del desarrollo de la mente humana
Oclocracia: Gobierno demagogo, de la muchedumbre.
Oligarquia: Gobierno de unos pocos que gobiernan para sus intereses.
Panarquismo: propone que todo individuo para unirse o separarse libremente de la jurisdicción de cualquier Gobierno que elijan, sin ser forzados a abandonar el lugar donde viven.
Partitocracia: Gobierno burócrata de partidos políticos.
Plutocracia: Gobierno de los más ricos de una sociedad.
Pornocracia: Gobierno de las prostitutas. Tu vieja
Sofocracia: Gobierno de los sabios o filósofos.
Tecnocracia: Gobierno de los técnicos.
Teocracia: Gobierno erigido por mandato divino.
Timocracia: Gobierno donde solo pueden participar los dueños de terrenos.
Vetocracia: Situación en la que un gobierno no puede progresar porque su oposición no los deja gobernar.
Videocracia: Gobierno a través de las imágenes.
submitted by SubotaiKhan to argentina [link] [comments]


2016.06.18 11:20 EDUARDOMOLINA José Antonio Pérez Tapias. La paradoja de una mayoría no mayoritaria.

http://ctxt.es/es/20160608/Firmas/6554/campa%C3%B1a-electoral-pactos.htm
"Las paradojas tienen su encanto. Tensionando el lenguaje, son retos para nuestro intelecto. Por eso mismo hay que manejarlas con cuidado. Quien formula una propuesta sirviéndose de una paradoja puede que no salga airoso del reto que él mismo se haya planteado. En tal caso, por el contrario, puede ocurrir que el atrevimiento retórico provoque un mayor hundimiento en las contradicciones de las que se quería salir con una propuesta paradójica que pretendía ser como una cuña de la misma madera. Me temo que una situación así es la que puede tener que afrontar la dirección del PSOE y, concretamente, su portavoz a estos efectos, el reputado economista Jordi Sevilla, cuando lanza el mensaje de que “para evitar terceras elecciones, si no hay mayorías, debería dejarse gobernar al candidato que consiga mayor apoyo parlamentario”. Salta a la vista que está planteando de manera explícita la hipótesis consistente en que, de hecho, se reconozca políticamente, con la correspondiente traducción en comportamiento parlamentario, una mayoría que no se tiene. ¿Qué decir, pues, ante esta aparente solución para salir de todo posible bloqueo en un nuevo proceso de investidura de un candidato para la presidencia del Gobierno de España?
Hay que conceder, por una parte, que una fórmula como la propuesta se hace valer recordando al Partido Popular la obviedad, respecto a la cual son tan interesadamente olvidadizos, de que en España tenemos un sistema parlamentario. Por ello, la ciudadanía elige a sus representantes en las cámaras legislativas, siendo éstos los que después, en el Congreso de los Diputados, han de conformar la mayoría necesaria para investir a un candidato como presidente del Ejecutivo. No hay, por tanto, elección directa de un presidente que de suyo es un primer ministro. De nada sirve invocar sin más el hecho de la lista más votada para reivindicar que automáticamente sea presidente quien la haya encabezado, tratando así de legitimar apelando al voto de los electores algo que tales votantes de suyo no han elegido. Los electores sólo dan su voto para quienes han de representarlos en la sede del poder legislativo, entrando en sus funciones el apoyo a una candidatura presidencial en base a una mayoría parlamentaria que, si de entrada ningún partido cuenta con ella en términos de mayoría absoluta, ha de conformarse mediante pactos hasta lograr la mayoría suficiente legalmente exigida. No obstante, a pesar de ser así las cosas en la democracia que en nuestro Estado tenemos, la derecha, esa que tanto invoca la Constitución cuando le interesa, seguirá dando la lata con el tan recurrente mensaje engañoso de que se traiciona la voluntad de la ciudadanía si no se inviste presidente al candidato del partido con más votos. Es una intencionada falsedad a la que podemos atribuir voluntad de engaño.
Dicho lo anterior, es obligado señalar, por otra parte, los problemas que encierra la propuesta de desbloqueo parlamentario comunicada por Jordi Sevilla, la cual recoge formulaciones de Pedro Sánchez en otros momentos, así como se hace eco de la reiterada indicación hecha desde mucho tiempo atrás por Felipe González acerca de que se deje gobernar, mediante abstención por parte de PP o PSOE, a quien tenga cierta mayoría, sea PSOE o PP, aunque no llegue a la mayoría que debiera haber de no contar con abstenciones. Hay que señalar primeramente que una fórmula así de ninguna manera puede sostenerse en el vacío, sino que implica algún tipo de acuerdo, presentado incluso como de cortesía parlamentaria, para que los implicados en una situación como la que se quiere abordar acepten la solución. Es decir, es insoslayable reconocer que para que esa vía de desbloqueo funcione tiene que haber alguna suerte de acuerdo entre PP y PSOE. ¿Supondría tal acuerdo una forma “elegante” de dejar paso al PP hacia el gobierno, en el caso de que fuera el partido que aglutinara más apoyos seguros? Y, de otro lado, ¿entrañaría tal acuerdo una confirmada anuencia del PP en el caso de que fuera el PSOE el que pudiera ostentar más apoyos confirmados? Una respuesta positiva a ambos interrogantes conlleva alguna forma de acuerdo del PSOE con el PP, y tal cosa no debe eludirse ante la opinión pública.
Una segunda cuestión ineludible es la relativa a la mayoría que pueda o quiera conseguirse, lo cual para el PSOE es cuestión crucial. Desde el campo socialista, el asunto no puede limitarse a pedir a la derecha, e indirectamente también a la izquierda o a nacionalistas que no entren en la mayoría que se conforme, que den vía libre a una supuesta mayoría de diputados, confiando en la abstención de quienes no la integren para cumplir los exigentes requisitos para mayoría suficiente. El quid de la cuestión radica en dónde se pone el límite de la mayoría que se quiere hacer valer y, por supuesto, con quién se suma para lograrla. En otros términos, ¿vale recabar apoyo para una mayoría no mayoritaria cuando se ha desechado intentar un pacto más amplio o de otra índole que permitiera una mayoría suficiente, es decir -–con perdón por la redundancia--, una “mayoría (en verdad) mayoritaria”?
Pienso, como muchos ciudadanos y ciudadanas, que el PSOE debe aclarar al máximo la índole y el alcance de su propuesta, no sea que bajo una alambicada fórmula de sabor parlamentario se suministre el amargo trago de un pacto por la derecha, con Ciudadanos, por ejemplo, en vez de un pacto por la izquierda, quizá desechado ya cuando la misma fórmula se hace pública cual bálsamo de Fierabrás para evitar las tremendas calenturas que puede originar un nuevo retraso en formar gobierno o la hipótesis que nadie quiere contemplar de una tercera convocatoria electoral. Hace falta una fórmula magistral, ciertamente, pero somos muchos los que esgrimimos razones para que en su composición no se excluya un pacto por la izquierda que, aun con sus paradojas, puede ser la vía para no quedar hundidos en contradicciones insalvables.
  1. Desde los “cristianos viejos” a los españoles buenos
Ya lo dejó escrito Cervantes en las primeras líneas de su magna obra, El Quijote: “duelos y quebrantos los sábados”. Es decir, indicación de menú bajo la cual se recoge la autoritaria orden de que “den morcilla” o plato de huevos con tocino o chorizo, en sábado –¡repárese bien!--, para que ningún cristiano nuevo, siempre bajo sospecha de seguir siendo judaizante, escapara a la prueba que ha de pasar si quiere ver expedita la puerta para la integración social entre los cristianos viejos. Y en ésas seguimos, cuatro siglos después. Para algunos, no todos somos iguales. Piensan ellos que a los suyos, esto es, a ellos mismos les corresponde, por la naturaleza de las cosas, el poder, porque han de mandar los que tienen la pureza de sangre necesaria para ordenar los asuntos de la patria –identificados con los de su clase-- y velar por lo que ha de ser su incorruptible esencia –como incorruptible era el brazo de Santa Teresa que esgrimía el dictador de cuyo nombre no quiero acordarme, para legitimar con los restos de tan egregia doctora de la Iglesia, aunque fuera de ascendencia judía, el nacionalcatolicismo con el que legitimaba su criminal régimen--. Tal es el fondo telúrico de la derecha española, conservadora hasta las cachas, hoy entregada al neoliberalismo rampante que ha dominado la escena mundial y, por supuesto, el patio nacional, en los últimos tiempos.
¿Y a qué viene esto? Es interrogante al que cualquiera puede responder acogiéndose, según preferencias, o a la poesía de Bécquer o a la antipoesía del chileno Nicanor Parra: “¿Y tú me lo preguntas, amor mío?”. La respuesta está clara: la derecha española se mantiene en su imaginario carpetovetónico a piñón fijo. Y para prueba, un botón electoral, el que arrebatamos a Rajoy, desprendiéndolo de su chaqueta, la que lucía en el mirador de san Nicolás, en el Albayzín granadino, cuando, haciendo alarde de derroche de desparpajo antiplasma, se soltó su repeinada cabellera para decir: "Los mejores somos los españoles. Bueno, hay algunos un poco malos, pero son los menos, y los vamos a derrotar el 26 de junio, a todos". Claro, ¿verdad? Y dicho sin mayores problemas en un mitin del PP, después de la victoria de la selección española de fútbol, ganadora gracias a un gol de Piqué, independentista catalán fuera del estadio, pero cuyo gol, sirviendo lo mismo para un roto que para un descosido, es lo que más se parece al brazo incorrupto de la Santa de Ávila en manos de una derecha españolista posmoderna, a pesar de no haber sido moderna en ningún momento de su historia.
Si alguien piensa que esto es sacar demasiada punta a lo que no da para ello, que haga su inmersión en el psicoanálisis freudiano para adentrarse por los vericuetos donde circula lo reprimido en chistes, lapsus y actos fallidos. Tras la apariencia de ingeniosa broma electoralista, el candidato del Partido Popular juega con la vetusta diferenciación entre españoles de bien –“los mejores”-- y “los malos”, ésos de las izquierdas que, para el caso, tanto son los de un PSOE al borde de un ataque de nervios, como los de Podemos en la fantasiosa aventura de asaltar los cielos. El esquema de fondo no ha variado un ápice: los españoles de orden –del orden dominante-- y esos otros, los “jaraneros y alborotadores”, como dejó escrito Roberto Mesa en texto que no debiera ser olvidado. Apelación, pues, al imaginario colectivo, en este caso de la derecha más rancia, la cual es la que se permite dividir a los partidos políticos del momento presente en “constitucionalistas” y “no constitucionalistas”, habida cuenta de que es esa misma derecha con sus intereses sistémicos la que da o quita credenciales de lealtad a la Constitución, según la medida de dichos intereses. Está clara, pues, la jugada de un Rajoy que, con su currículum político, no debía de llegar de nuevo jamás a ser presidente del gobierno. El PSOE, por cierto, debería no dejarse enredar en ese perverso juego de clasificaciones discriminatorias entre constitucionalistas y no constitucionalistas. Sabe demasiado a etiquetas excluyentes como “españoles de bien”, “gente de orden” y “cristianos viejos”.
  1. Sobredosis de 'marketing' electoral. Miércoles 15 de junio.
    ¿Qué candidato presenta mejor imagen? ¿Qué partido vende mejor su programa? ¿Cuáles son los mejores mensajes en una campaña para captar votantes en el mercado del conjunto de los electores? ¿Cómo vencer a la competencia electoral de otros partidos en la disputa por el voto? ¿Cómo hacer que para ello funcionen bien los agentes electorales? ¿Cómo lograr una propaganda eficaz en los medios de comunicación?...
Cuestiones como las señaladas permiten constatar cómo a la terminología procedente del campo militar con la que los partidos políticos se entienden a sí mismos se sobrepone, especialmente en tiempos de campaña electoral, la terminología proveniente del campo económico, concretamente de las técnicas de venta que suelen reunirse bajo el rótulo de marketing, eludiendo, por lo demás, palabras de la órbita del castellano, como “mercadotecnia”. Lo de marketing parece que queda mejor y, además de permitir un rápido trasplante del campo económico al ámbito político, no deja de recoger ese neocolonialismo cultural del mundo anglo al que estamos sometidos, siendo, sin duda, uno de los actuales “signos de los tiempos”, como diría alguno.
Nada hay que objetar, sino todo lo contrario, a que en el campo económico y, más concretamente, en el mundo empresarial, se preste mucha atención a lo que señalan las teorías de marketing –seguiremos adelante con el término en cuestión, ya consolidado entre nosotros--, con el objetivo de explicar y, mediando explicaciones contrastadas con la realidad, potenciar las ventas de los muy diferentes productos con los que las empresas concurren al mercado pretendiendo ganar clientes, vender y obtener el máximo de beneficio. Sabemos además que tales teorías no cuentan solamente con ingredientes puramente económicos, sino que tienen en cuenta factores psicológicos decisivos respecto al comportamiento de los consumidores, así como otras muchas informaciones relevantes, desde las relativas a pautas culturalmente asentadas hasta las atinentes a datos demográficos relevantes sobre la población a la que se dirigen las campañas de venta. Un buen diseño de éstas es crucial para la competitividad, sin la cual se acaba sucumbiendo en esa guerra económica despiadada que supone la competencia en medio de todos los rigores del mercado.
Los diferentes ámbitos de nuestra realidad sociocultural no se hallan, por fortuna, separados por fronteras impermeables que hagan de ellos compartimentos absolutamente estancos. Mas siendo así, también es cierto que en nuestras sociedades, herederas de la modernidad, se han ido constituyendo distintas esferas, cada una con valores determinantes de sus propias dinámicas y con una lógica de funcionamiento en cada caso propia. Maquiavelo, por ejemplo, tuvo el indiscutible mérito de poner de relieve las peculiaridades de la esfera política, con la autonomía que le es propia –incluso estando económicamente condicionada, como señaló Marx--. Resulta ser, por tanto, un elemento distorsionante de la realidad el trasplantar sin más criterios y pautas propios de un ámbito a otro distinto. Si tal operación se consuma se confirma cómo desde un ámbito queda colonizado otro en el marco del mundo que comparten. Es decir, si la política se rige por pautas y criterios extraídos del campo de la economía, es que ésta domina a la política. Si ello se produce en tiempos de hegemonía del neoliberalismo, los hechos refuerzan el mismo sometimiento del Estado al mercado que desde dicha ideología se propugna.
Así, llega la hora de un debate electoral y los candidatos convocados al mismo están más preocupados por colocar mensajes prefabricados que por presentar el propio programa, están más atentos a cuidar la imagen con la que “venderse” que a comprometerse con sus propias propuestas, o se hallan más pendientes de los ecos mediáticos que de la palabra propiamente política. Lo volvimos a ver el otro día en el último, por único, debate electoral de los cuatro candidatos a la presidencia del Gobierno presentados por los partidos de ámbito estatal: PP, PSOE, Ciudadanos y la coalición Unidos Podemos. Visto todo, bien viene que todos recuerden que los ciudadanos no somos meros consumidores, que un votante no es un cliente, que el propio partido de cada cual no es una mera empresa, que un programa de gobierno no es un catálogo de ofertas y que el preciado bien del voto no es una mercancía. Está bien aprender de la economía, pero teniendo muy presente que la dignidad de la ciudadanía exige que la política no se vea sometida a ningún reduccionismo economicista. La política nunca puede ser –no debe ser-- mero mercadeo, en ninguna de sus variantes.
  1. No fue un duelo de titanes. Martes 14 de junio.
Terminó el tan anunciado debate a cuatro, publicitado como acto estelar en esta campaña para las elecciones del 26 de junio, y cada uno de los candidatos se retiró con los suyos para comprobar en cada caso que habían recitado bien las lecciones aprendidas. No hubo momento alguno que fuera especialmente vibrante. No se alcanzó ese clímax de intercambio de argumentos sólidos que cabe esperar de un debate de verdad, incluso electoral. El guión, por tanto, es decir, los guiones que traían los respectivos líderes, elaborados por sus correspondientes equipos, se siguieron conforme a lo previsto. Sin apenas intercambio de razones, cada cual se dirigía a los suyos, de camino tratando de sacar ventaja a su competidor inmediato –Rajoy pugnando con Rivera y Sánchez con Iglesias-- para lograr arrancar algún voto de la gran bolsa de los indecisos o de los electores situados en riesgo de abstención. Hay que temer que poco se habrá alterado por ahí el panorama que los sondeos demoscópicos nos han dado a conocer.
Ante los temas delicados, todo fue pasar de puntillas. El candidato del PP eludió pronunciarse claramente sobre la negociación con Bruselas para ganar mayor plazo de cara a reducción del déficit. El candidato socialista no quiso insistir en un problema grave: la sostenibilidad del sistema de pensiones, para asegurar la cual propone un impuesto a grandes fortunas, pero sin que eso llegara a ser cuestión en la que abundara. El líder de Ciudadanos se lanzó inicialmente defendiendo la idea del contrato único, mas sin detallar más armas en la lucha contra el paro. No tuvo fuertes críticas a tal propuesta, enmarcada como viene en contexto neoliberal. Desde Podemos, su cabeza de lista no bajó a detalles respecto a cómo concretar eso del cambio de modelo productivo.
Salieron de refilón otras cuestiones, pero de nuevo las prisas, las pinceladas gruesas. Sánchez mencionó la reducción del IVA cultural, cuestión que retomó Iglesias para decir otro tanto en cuanto a productos de primera necesidad. Rajoy mostró el lado débil de su no credibilidad cuando hace esa propuesta tan demagógicamente populista de bajar los impuestos. No están las arcas públicas para ello –ni los bruselenses hombres de negro dispuestos a consentirlo--. Una brevísima alusión mereció el tema de la educación, respecto al cual Sánchez mencionó una vez más la bienintencionada pretensión de pacto educativo. Iglesias perdió una oportunidad de abordar a fondo la difícil situación en que se halla la universidad española.
Pero, aun con todo, fueron desgranándose propuestas, puntos programáticos de unos y otros, haciendo cada cual lo que podía para mostrarse fuerte. Rajoy alardeó de capacidad de gestión, faltándole decir que la veteranía es un grado. Cierto es que su etapa de gobierno está manchada con la corrupción hasta límites desconocidos hoy por hoy, cuestión que llevó a Pedro Sánchez a decirle con razón que debía haber dimitido por ello en su mandato. Pero no se incidió mucho más por ahí. Fue Rajoy el que se enzarzó de manera ridícula con Rivera acerca de si había cobrado o no en negro alguna vez. Impresentable el Rajoy que animaba a Bárcenas, tratando ahora de escabullirse por vía tan fullera.
Salió, claro está, el tema de Cataluña: el referéndum. Rajoy se situó de inmediato en su encastillada defensa de la unidad de España, tan encastillada que es posición inoperante por inmovilista. Se le sumó Rivera, lo que era de esperar. Y Sánchez se fue directo contra Iglesias para reprochar que Podemos apoyara un referéndum en Cataluña situándose así contra la unidad de España. No tenía receptividad alguna, como viene ocurriendo, para siquiera reconocer que Podemos no alienta secesión alguna de Cataluña respecto de España. Todo queda del lado socialista en invocar la reforma constitucional con vagas referencias al federalismo y rehuyendo hablar de plurinacionalidad del Estado.
Con breves comentarios se despacharon cuestiones tan graves como la crisis de los refugiados en Europa y nada serio sobre política de seguridad y defensa. Todo se redujo a sacar a relucir el pacto antiyihadista para acusar a Podemos de no haberlo firmado. Por cierto, fue repetitivo Pedro Sánchez hasta la saciedad con el mensaje –había que colocarlo como fuera-- de que Podemos impidió que él fuera investido presidente del gobierno del cambio al votar “no” a ello junto al PP. Inútil es pretender ganar votos con eso a estas alturas. Más provechoso hubiera sido clarificar la política de pactos, al menos las preferencias, pues a la disyuntiva planteada por Iglesias de que o habría gobierno del PP o gobierno de Podemos con PSOE, o del PSOE con Podemos, según quién ganara más que el otro, Sánchez se limitó a una carcajada que no supo nada bien. Toda su declaración quedaba reducida a afirmar que con el PSOE está garantizado gobierno de cambio, mas sin explicitar nada más sobre pactos. Es la indefinición en que el PSOE se queda encerrado.
La noche siguió avanzando, pero este alicorto debate que no consiguió más mérito que reunir a los respectivos candidatos del PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos, ni por asomo tuvo nada de duelo de titanes. Eso sí, acabado el debate…, cada tribu tocó el tam-tam para danzar alrededor de su jefe porque es "el mejor”. ¡Y usted que lo vote!
  1. Lógica ciudadana frente a lógica partidista. Lunes 13 de junio.
Cualquier campaña electoral galvaniza la vida de toda sociedad democrática. El tiempo político adquiere una especial densidad en tanto los partidos, con sus candidaturas, se sitúan en ese campo de batalla que es el de la lucha por el voto de ciudadanos y ciudadanas. Así es, como ahora mismo en España, incluso cuando se viene de un largo recorrido de elecciones anteriores que hay que repetir, de precampañas convertidas en campañas permanentes y de sobredosis de electoralismo que con su exceso contamina toda la dinámica política. Las distintas fuerzas, metidas en faena, se aprestan a intensificar la lógica partidista con la que buscan reforzar sus baluartes en todos los frentes para la dura competencia electoral. Ésta, poco menos que como aquella “guerra de posiciones” con la que Gramsci teorizaba la acción política que había que llevar a cabo para consolidar logros en las instituciones, reclama una actividad tan coordinada como disciplinada por parte de los partidos políticos. Pero la cuestión es espinosa, pues esa misma necesidad se puede convertir, no en virtud, sino en vicio.
¿Dónde está el quid de la cuestión para que la necesidad de coordinación y disciplina se convierta en vicio, en vez de ser virtud? Consideremos cómo funcionan los partidos. Sus respectivos equipos de campaña se afanan por seguir la estrategia diseñada, atentos a los cambios tácticos que haya que hacer. Hay que seguir puntualmente todas las actuaciones de los adversarios para neutralizarlas, hasta el día de las elecciones, cuando, al abrir las urnas, cada cual recogerá su merecido botín en términos de votos. Para todo ello, los candidatos necesitan un buen aparato que se haga cargo de las previsiones de la campaña, desde los mítines, la presencia en la calle, los debates con los rivales y la siempre delicada relación con los medios. Y ahora, el continuo trabajo de las redes sociales, esa nueva ágora social convertida en concurrido espacio político. La logística para tareas tan diversificadas y complejas requiere no sólo inteligencia dedicada a planificar, sino militancia dispuesta al quehacer de apoyo a candidatos y candidatas, teniendo todos al frente a quien en cada caso sea cabeza de lista y, en los grandes partidos, al candidato a la presidencia del gobierno. La militancia, cual ejército de afiliados convertido en tropa de infantería, asume las consignas de los estrategas y hace suyo el argumentario en que el programa se resume. Indispensable. La batalla electoral no permite descuidos; cualquier retroceso puede acarrear una derrota fatal. Todos a una, por tanto, como si cada partido fuera poco menos que una gran partida de partisanos –esos que acapararon la atención de Carl Schmitt a la vez que sentaba cátedra al definir la esencia de la política según la lógica amigo/enemigo--. Es así como la lógica partidista se impone con férrea determinación, mas con pie tan forzado que la hace muy vulnerable en medio de la sociedad actual, con la cultura política que se va abriendo camino.
El talón de Aquiles de la lógica partidista, impregnada de una concepción cuasi-militar de las organizaciones políticas –en el mismo lenguaje se refleja--, es que queda muy lejos de la lógica ciudadana con la que funciona una sociedad adulta, bien informada e institucionalmente organizada. Así, la lógica ciudadana es sensible a la pluralidad, cosa que a la lógica partidista se le suele atragantar; o la lógica ciudadana está abierta al debate y a la crítica, actividades que a la partidista, que tanto gusta cerrar filas, le resultan peligrosas para su pretendida cohesión, por lo que acaba primando actitudes dogmáticas. “Con razón o sin ella, yo con los míos”, suele decir quien está empapado de lógica partidista. “Yo, buscando la verdad con razones que podamos suscribir más allá de fronteras partidarias”, piensa quien ha asumido la lógica ciudadana. Mientras esas dos lógicas vayan por vías divergentes, la ciudadanía se verá distante de los partidos políticos. Y éstos, con sus consignas y argumentarios a cuenta de un interés de parte muy lejano de criterios universalistas, quedan atrapados en una lógica, con frecuencia ilógica, que los ciudadanos no comparten y que muchas veces queda tan lejos de la verdad de los hechos que hasta alimenta el ridículo. Téngase esto presente a la hora de participar en debates electorales, especialmente ante ese público de millones de ciudadanos que concita un debate televisivo.
  1. La derecha sabe, pero no contesta. Domingo 12 de junio.
Hay que erradicar la corrupción política. ¿Pero qué dice el Partido Popular al respecto? En verdad, nada. Vacuas generalidades sobre el traído y llevado regeneracionismo y, a lo sumo, la declaración de algún lumbrera diciendo que eso de la corrupción depende de la (pecaminosa) naturaleza humana. Así, ante preguntas sobre hechos que tocan cuestión tan importante para la sociedad española y la honorabilidad de sus instituciones, el PP guarda silencio. Es decir, se calla todo lo que sabe, empezando por todo lo que sabe acerca de sí mismo. ¿O es que Luis Bárcenas, que era senador del Reino, además de tesorero del PP, no era conocido por nadie y sus actos quedaban en el más profundo secreto? Y de todo eso que queda bajo los rótulos de “Operación Gürtel” u “Operación Púnica”, ¿no hay nada que decir en serio, asumiendo responsabilidades políticas, que de las otras ya se ocupan los tribunales? No vale, como algunos pretenden, recurrir a fórmula tan usual en demoscopia como “no sabe, no contesta”. Sí saben y, siendo así, no contestan. Es más, saben que todos los demás sabemos y, a pesar de ello, no contestan. Si dicen algo es para evitar respuestas fehacientes ante preguntas tales como las que versan sobre la fianza de más de un millón de euros que el PP tiene que abonar por su presunta implicación en los pagos en negro de su economía sumergida. De escándalo.
El caso es que en medio de esta campaña electoral se ha colado una noticia que obliga al PP, y en especial a su candidato a la presidencia del gobierno, a pronunciarse. Hablamos del informe de la OCDE reconociendo que los ajustes aplicados en Europa, como “política de austeridad”, son negativos: frenan la economía hasta tal punto que impiden el necesario crecimiento para salir de la crisis. Justo lo que se viene diciendo desde hace años desde ese lado, considerado antisistema, en el que nos hemos situado los que hemos sido y somos contrarios a los abusos de la troika, al “gobierno de los banqueros” –Habermas dixit--, a la tiranía de los mercados, a la impotencia de la política y, por encima de todo, al castigo hecho caer sobre las espaldas de trabajadores –incluyendo parados--, pensionistas, mujeres, jóvenes…, todos los que han sufrido los recortes de unas políticas democidas. Sin embargo, aun llegando ese mensaje desde la OCDE, el PP no dice nada, es más, se ratifica en las políticas aplicadas, tan destructivas del Estado de bienestar como perjudiciales para la economía, como si todo lo ocurrido no tuviera nada que ver con el gobierno presidido por Rajoy. De nuevo, saben, y saben que sabemos sobre la culpa de tanto sufrimiento inútil, pero no contestan.
Con todo, no debe escapar al más somero análisis que la OCDE, organización del orden capitalista, al recoger en su informe la evidencia de que la llamada austeridad es contraria a la recuperación económica, no deja de alimentar la propia contradicción consistente en declarar a la vez que los recortes practicados fueron necesarios y, por ende, beneficiosos. Ya el FMI nos agasajó en diversos momentos con mensajes contradictorios de ese tipo, para así salvar la cara de los gobiernos neoliberales. Ahora, además, se hace planteando a la vez que no se apriete a un gobierno como el español con sanciones por incumplimiento de normativa antidéficit. Un regalo compensatorio para el PP en campaña. Una vez desenvuelto, lo que queda es que los demás partidos en liza, y la ciudadanía, desarmen el truco del regalo, desvelen la contradicción de la misma OCDE y exijan al PP que conteste.
  1. Socialdemocracia en discusión. Sábado 11 de junio.
Al levantarse por las mañanas, más de un candidato se planta, con la mejor cara que pueda, y pregunta: “Espejito, espejito, ¿hay alguien más socialdemócrata que yo?”. Y el espejo cobra vida de repente para partirse de risa.
La ficción no aguanta en serio una disputa como la que se está planteando en torno a la socialdemocracia. Esa señora lleva en crisis desde 1914, cuando el SPD votó, contra todo lo que había sostenido, los presupuestos para que Alemania entrara en la I Guerra Mundial. Rosa Luxemburg escribió La crisis de la socialdemocracia señalando contradicciones que hasta el día de hoy no se han superado. No obstante, pasada la guerra, no ya la Gran Guerra, sino II Guerra Mundial, la socialdemocracia conoció su esplendor. Fueron años en los que en el centro y norte de Europa hubo clima propicio para, mediante un gran pacto social y un pacto político entre la derecha civilizada (democristiana) y partidos socialdemócratas, construir el Estado de bienestar impulsando políticas acordes con derechos sociales. Las posibilidades de pleno empleo –gracias a una economía mixta y a políticas seriamente redistributivas, así como gracias a una energía barata-- permitieron que cuajara lo que era un pacto entre democracia y capitalismo para frenar presiones revolucionarias que pudieran venir de la órbita comunista.
Ese pasado dejó valiosísima herencia en términos de Estado social. Las cosas empezaron a cambiar con la crisis del petróleo de los setenta, encareciendo costes de producción, y después con la “caída del muro de Berlín” acabando con los regímenes comunistas y dejando el campo abierto para la expansión mundial del mercado capitalista. La revolución informacional suministró la base tecnológica para la globalización. Las coordenadas de la socialdemocracia “clásica” se disiparon, pues su marco era el Estado nacional. Y el neoliberalismo ganó la partida hasta el día de hoy. La socialdemocracia claudicó al aceptar las premisas económicas neoliberales –Tercera Vía--, con la buena intención de mantener políticas sociales. Pero esa cuenta no sale, y ahí está atascada la socialdemocracia europea en una crisis que no remonta.
El PSOE llegó tarde, por las circunstancias de España, a la construcción del Estado de bienestar. Hizo lo que pudo, que no fue poco, mas desde confusa amalgama de planteamientos socialdemócratas y políticas económicas neoliberales. Su debilidad ideológica jugó a favor de una élite escorada hacia posiciones socioliberales. Después, al hilo de la crisis, los ropajes socialdemócratas se sacaron del baúl. Iba de suyo que correspondían a la talla del PSOE. Y en ésas se estaba hasta que aparece Podemos, atemperando su anterior discurso rupturista con propuestas de corte socialdemócrata. Después de todo, sería una buena noticia para la familia, sólo que no es recibida así en plena batalla electoral. Desde el PSOE se percibe como llegada de intrusos para quedarse con la herencia del Abuelo; desde Podemos se pugna para presentar su programa como nueva versión de una socialdemocracia puesta al día. ¡Pues tengan cuidado por ambas partes! Nadie puede ostentar el monopolio de la socialdemocracia como planteamiento ideológico, pero todos deben saber que es una herencia, más allá de las disputas, que necesita radical renovación. Hay que pensar, más allá de coyunturas electorales, cómo reconstruir proyecto socialista en este complejo siglo XXI.
  1. El ‘zas’ del CIS. Viernes 10 de junio.
En el día esperado, en la fecha oportuna, llegó el emisario del CIS y… ¡zas!, con golpe algo violento sobre la mesa, acaparando la atención de quienes impacientes le esperaban, dejó sobre ella los datos de su último estudio. Todos se arrojaron sobre ellos, ansiosos por ver los que afectaban a cada cual, pues si bien cada partido político contaba con información acerca de sus expectativas de voto, ahora se trataba del informe del Centro de Investigaciones Sociológicas, ese organismo “autónomo” que en España depende del Ministerio de la Presidencia. No había quien se privara de criticar los aliños de cocina demoscópica con que los datos de esos informes son tratados, pero en el fondo todos conceden consideración a un análisis con rigor científico sobre muestras suficientemente cuantiosas y variadas. El sesgo gubernamental que haya cada cual se lo descuenta según su criterio. Y ya estaban en ello cuando el susodicho emisario, antes de despedirse, obligó a los congregados a posar su vista en algunos datos que, sin excusas, debían tener en cuenta: la situación económica aparecía valorada como mala o muy mala por un 74,4% de los encuestados y llegaba hasta el 80,7 el porcentaje de quienes valoraban mal o muy mal la situación política.
Se trataba de apabullantes datos para reflexionar, debatir y actuar. Así, cuando cada uno de los allí concitados esperaba que el “zas” del informe del CIS rebotara sobre la cara de alguno de sus adversarios, lo cierto es que el metafórico golpe cuya onda se expandía imparable hizo mella en todos los congregados. Era una advertencia. Sería políticamente mortal para todos ellos pasar por alto el contexto, socialmente duro y económicamente hostil, en cuyo marco los partidos concurrentes a las elecciones debían hilvanar cada uno su texto. Y ello sin edulcorar el fracaso del que se venía y sin juguetear frívolamente con una voluntad ciudadana que ya se manifestó cuando votó en las anteriores elecciones y a la que ahora había que pedirle con sumo respeto que lo hiciera de nuevo. Y no porque los electores se hubieran equivocado, sino porque los elegidos malgastaron en errancia culpable el voto que los llevó al escaño.
Marchó el emisario del CIS no sin detectar, cual mensajero del zar, malévolas miradas de algunos que hasta quisieran matarle –-metafóricamente, por supuesto--, sobre todo las de quienes no podían arrimar los datos de la encuesta a la sardina de sus intereses electorales. En el sondeo, el PP queda como ganador de las elecciones –escandaloso borrón y cuenta nueva sobre su corrupción sistémica--, aunque oscilando entre perder uno o hasta cinco escaños. Ciudadanos, pagando un evidente escoramiento a la derecha que hace que votantes suyos se deslicen más a la derecha, aparece con uno o dos diputados menos. El PSOE, perdido en un mar de indefiniciones sin encontrar el rumbo a pesar de las buenas medidas puntuales registradas en su cuaderno de bitácora, aparece dejando atrás en el Congreso en torno a diez o hasta doce escaños. ¡Ruina! Veremos en qué queda el pronosticado sorpasso por parte de Unidos Podemos, en cuyas filas brindan con proclamas de hegemonía y etiquetas recién impresas de “cuarta socialdemocracia” –la nueva-- ante datos que sí favorecen claramente a la formación morada. Atención: la lucha va a ser agónica, con las miras puestas en quienes desde el graderío contemplan la batalla. Hay en torno a un 34 por ciento de abstencionistas que tienen en sus manos el posible voto más preciado. Y quedan campaña electoral y urnas.
  1. Campaña para una política de verdad. Jueves 9 de junio.
Meses de campaña electoral permanente nos preceden. No obstante, no faltan los rituales, aunque sean en modo un tanto residual, que marcan la inflexión para entrar de nuevo oficialmente en campaña. El calendario emplaza. Y así se activará al máximo la rueda del acelerado girar de actos, discursos, presencia en medios, dejarse ver en las calles por parte de candidatos y candidatas… Sólo cabe esperar que ese girar no se quede en mera repetición de lo mismo, a modo de remedo de la más baja estofa del eterno retorno a pequeña escala. Mal nos irá a la ciudadanía española si en las semanas que median hasta el próximo 26 de junio todo se reduce a confirmar el dicho de que segundas partes nunca fueron buenas.
Estamos ante una nueva convocatoria electoral, tras una más que efímera legislatura, liquidada por agotamiento de los plazos sin que se pudiera formar gobierno. Todos hablaron de fracaso, y toca ahora convertir lo que significa ese diagnóstico en una nueva posibilidad. Por ello, si los protagonistas más destacados de este proceso reiniciado no marcan distancias respecto a lo que supuso el que condujo a las anteriores elecciones generales, será difícil culminarlo con éxito. Elementos nuevos los hay, y algunos de singular relevancia. La coalición de Podemos e IU bajo la denominación de Unidos Podemos marca novedosamente la situación. En gran parte va a condicionar el debate político. Ya lo está haciendo. Será un error, sin embargo, dejar que la campaña electoral se plantee en los términos de con Podemos o contra Podemos. Tal polarización, extraña a la pluralidad generada desde las circunstancias políticas de España en los últimos tiempos, no beneficiaría ni a la misma formación morada. El pluralismo como valor democrático requiere un tratamiento más fino, como espera la inteligencia del electorado.
Estemos, pues, atentos, como los más interesados espectadores, una vez alzado el telón de un drama electoral en el que ciudadanas y ciudadanos no vamos a dejar de ser participantes. No debemos. Y no sólo por el hecho de ir a votar cuando se abran las urnas. Participar es seguir los debates electorales, reclamarlos, interpelar a los candidatos, exigir claridad a los partidos y, en el caso en que se milite en ellos, entrar de lleno en un juego democrático siendo capaces de mantener la exigencia y autoexigencia de que sea limpio. Y que cada cual responda, desde cómo va a quitarse de encima el PP la corrupción en que ha nadado, hasta cómo va a despejar el PSOE las indefiniciones que le aquejan, por ejemplo, en cuanto a política de alianzas. O desde cómo afrontará Podemos la gestión de sus propuestas programáticas, hasta cómo irá Ciudadanos más allá de medidas de regeneración democrática.
Las crisis serán las que no faltarán, aportando sus recurrentes elementos corales: la lucha contra el paro, la recuperación económica, la restitución de los derechos robados, la reconstrucción del dañado proyecto europeo, la reconfiguración constitucional del Estado… Son las cuestiones cruciales que, como decía el Ortega y Gasset en las páginas iniciales de aquella iniciativa suya que puso bajo El Espectador como rótulo, son las propias de una “vida española que nos obliga a la acción política”. Sabemos aquí y ahora que debe ser política de verdad, verdadera política con la verdad por delante. Queremos elecciones sin publicidad engañosa."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.06.07 03:00 ShaunaDorothy Los imperialistas estadounidenses restablecen relaciones diplomáticas - ¡Defender las conquistas de la Revolución Cubana! ¡Por la revolución política obrera en Cuba! (Marzo de 2015)

https://archive.is/ozkKB
Espartaco No. 43 Marzo de 2015
El siguiente artículo ha sido traducido de Workers Vanguard No. 1059 (9 de enero), periódico de nuestros camaradas de la Spartacist League/U.S.
Durante más de medio siglo, los imperialistas estadounidenses han intentado incansablemente derrocar la Revolución Cubana y restaurar el dominio del capital en la isla: desde la invasión de Playa Girón (Bahía de Cochinos) en 1961 hasta los constantes intentos de asesinar a Fidel Castro, y de las provocaciones terroristas de la CIA y los gusanos del exilio cubano hasta actos de sabotaje. Ahora la Casa Blanca de Obama ha anunciado su intención de “cambiar de curso” con Cuba y restaurar relaciones diplomáticas, es decir, busca conseguir el mismo fin estratégico a través de medios más efectivos. Fue a raíz de la expropiación por el gobierno de Castro de la clase capitalista de la isla en 1960, lo que trajo tan enormes conquistas para las masas cubanas, que Washington rompió relaciones con La Habana.
Lo que se propone es relativamente modesto: relajar diversas restricciones de viaje, autorizar algunas ventas y exportaciones comerciales y facilitar las transacciones bancarias entre los dos países. El paralizante embargo estadounidense, un acto de guerra económica que por décadas ha estrangulado a los obreros y campesinos cubanos, se afloja pero no se levanta. Obama dice que sin la aprobación del Congreso no puede derogar las leyes Torricelli y Helms-Burton. Tras el colapso de la Unión Soviética en 1991-92, lo que terminó con la crucial ayuda económica y militar a Cuba, estas leyes apretaron el embargo. Promulgadas bajo el demócrata Clinton, buscaban “desatar el caos en la isla”. ¡Abajo el embargo!
Desde el punto de vista de los marxistas revolucionarios, Cuba tiene derecho a establecer relaciones diplomáticas y económicas con cualquier país capitalista que desee, sobre todo para intentar superar el muy real problema de su estancamiento económico. Aumentar los vínculos comerciales y financieros con las corporaciones estadounidenses no significaría una restauración progresiva del capitalismo. Sin embargo, esto implicará un peligro muy real de fortalecer las fuerzas internas de la contrarrevolución capitalista en la isla.
Mientras tanto, la presencia de una base naval y centro de detención y tortura estadounidense en la Bahía de Guantánamo —donde hay unos 130 prisioneros de la “guerra contra el terrorismo” de EE.UU.— es un recordatorio de que Cuba sigue en la mira militar del imperialismo. Aunque el año pasado fueran liberadas decenas de prisioneros, Obama no está dispuesto a cerrar ese calabozo, ni mucho menos a devolver Guantánamo a Cuba. ¡Estados Unidos fuera de Guantánamo ahora!
El deshielo en las relaciones entre los dos países se dio tras más de un año de negociaciones, albergadas por el gobierno canadiense e impulsadas por el Vaticano. Como los anteriores directores generales del imperialismo estadounidense, Obama tiene con respecto a Cuba intenciones abiertamente revanchistas. Bajo su presidencia, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) —notoria por haber trabajado con la CIA desde principios de los años 60— ha fraguado diversos planes contrarrevolucionarios para sembrar descontento proimperialista en la isla. Una conspiración reciente incluía la infiltración de grupos clandestinos de hip-hop cubanos con la intención de detonar un movimiento juvenil contra el régimen.
Como parte del reciente acuerdo, Obama liberó a los últimos tres de los Cinco Cubanos que seguían bajo custodia tras haber sido condenados en 2001 bajo cargos falsos de espionaje y conspiración para cometer asesinato. La libertad de los Cinco Cubanos, hombres que heroicamente intentaban impedir actos terroristas en Cuba infiltrando y monitoreando a los grupos de cubanos exiliados en Florida, debe celebrarse. A cambio, el presidente cubano Raúl Castro devolvió a dos espías estadounidenses, el ex agente de inteligencia cubano Rolando Sarraff Trujillo —quien facilitó el arresto y la incriminación de los Cinco Cubanos— y el contratista de la USAID Alan Gross, quien fuera enviado a Cuba para introducir de contrabando equipo de cómputo y comunicación para espionaje.
La Liga Comunista Internacional siempre ha luchado por la defensa militar incondicional de Cuba frente a la amenaza de la contrarrevolución capitalista interna y el ataque imperialista. Esto fluye de nuestro entendimiento de que Cuba es un estado obrero donde el capitalismo fue derrocado. Sin embargo, desde su origen ha estado burocráticamente deformado, es decir, una burocracia parasitaria monopoliza el poder político. La base material de esta burocracia es la administración de la economía colectivizada en condiciones de escasez.
La eliminación de la producción para la ganancia, junto con el establecimiento de una planificación central y el monopolio estatal del comercio y la inversión exteriores, le permitió a Cuba garantizar a todos empleo, vivienda y educación. Hasta la fecha, Cuba tiene uno de los índices de alfabetización más altos del mundo y una tasa de mortandad infantil inferior a la de Estados Unidos o la Unión Europea. Su célebre sistema de salud, con más médicos per cápita que los de cualquier otro lugar, ofrece gratuitamente atención médica de calidad superior a la de muchos países avanzados. Los médicos cubanos han salvado vidas en todo el mundo y regularmente se les envía a ayudar a las víctimas de desastres, incluyendo la crisis del ébola en África. Es un testimonio de la superioridad de la economía colectivizada el que una isla pequeña y relativamente pobre haya sobrevivido por tanto tiempo bajo las paralizantes sanciones económicas y provocaciones militares de la bestia estadounidense, a menos de 150 kilómetros de sus costas.
En su discurso del 20 de diciembre donde anunció a la Asamblea Nacional de Cuba el reacercamiento con Estados Unidos, Raúl Castro advirtió contra las “terapias de choque” o la aceleración de las privatizaciones como recurso para revivir la estancada economía del país, lo que, dijo, significaría “arriar las banderas del socialismo”. Pero el socialismo es una sociedad igualitaria y sin clases basada en la abundancia material a escala internacional. Mientras un estado obrero esté aislado, se verá sujeto a la enorme presión del mundo capitalista circundante, presión que lo socavará y terminará por destruirlo. El destino de Cuba y su avance al socialismo dependen de la lucha por el poder proletario en toda Latinoamérica y el resto del mundo, especialmente en Estados Unidos.
Desde el principio, la política de la burocracia castrista de La Habana ha demostrado ser un obstáculo a esta perspectiva. Siguiendo los pasos de la burocracia estalinista de la antigua Unión Soviética, el régimen cubano se comprometió con el dogma nacionalista de construir el “socialismo en un solo país”. Esto ha significado oponerse a las posibilidades de revolución fuera de la isla. A principios de los años setenta, Fidel Castro abrazó al gobierno de frente popular de Chile encabezado por Salvador Allende, cuyo propósito era decapitar la amenaza de una revolución obrera y desarmar políticamente al combativo proletariado, pavimentando el camino al sangriento golpe de estado militar de Pinochet. Una década después, cuando los pequeñoburgueses sandinistas de Nicaragua derrocaron a la opresiva dictadura de Somoza haciendo añicos al estado capitalista, Fidel les aconsejó que no siguieran el camino cubano de expropiar a la burguesía. Los castristas siempre han promovido regímenes nacionalistas burgueses, lo que incluye la glorificación del fallecido caudillo populista venezolano Hugo Chávez como un supuesto revolucionario.
Así, la defensa de la Revolución Cubana está directamente ligada al llamado trotskista por una revolución política proletaria que derroque a la burocracia castrista y ponga en el poder a la clase obrera, estableciendo un régimen basado en la democracia obrera y el internacionalismo revolucionario. Esto requiere forjar un partido de vanguardia leninista-trotskista que movilice a las masas trabajadoras cubanas en lucha.
Depredaciones imperialistas y “reformas de mercado”
Como era de esperarse, el relajamiento de las restricciones respecto a Cuba enfureció al nido de víboras anticomunistas del exilio cubano y sus criaturas, como el senador de Florida Marco Rubio. En cambio, fue celebrado por vastos sectores de la burguesía, incluyendo a la patronal Cámara de Comercio y a los voceros de los medios de comunicación capitalistas. En los últimos meses, el New York Times ha llamado repetidas veces a levantar el embargo. Considerando contraproducente y anticuada la beligerante política estadounidense, una editorial de la revista Forbes (16 de enero de 2013) señaló: “Tiene poco sentido mantener un embargo permanente sobre una nación en desarrollo que avanza hacia la reforma, especialmente cuando los aliados de Estados Unidos son hostiles al embargo. Impide que cobre vida una discusión más amplia sobre una reforma inteligente en Cuba y económicamente carece de sentido”.
El gobierno de Obama ha proclamado que desea una Cuba “democrática, próspera y estable”, lo que para él significa devolver a la isla a su estatus neocolonial mediante la restauración del capitalismo, introducir inversiones redituables para los gobernantes de EE.UU. basadas en la mano de obra barata e instalar un régimen político dócil. Los capitalistas europeos y canadienses han podido penetrar en el mercado cubano mediante su participación en empresas mixtas y esperan inundar el país con importaciones baratas. Varias corporaciones de la Fortune 500, incluyendo a Caterpillar, Colgate-Palmolive y Pepsico, temen haberle cedido este mercado a sus competidores.
Es mucho lo que está en juego: en última instancia, o la única economía socializada de Latinoamérica triunfa mediante la extensión internacional de la revolución, o la contrarrevolución capitalista convierte nuevamente a Cuba en el patio de juegos de la burguesía estadounidense. En La revolución traicionada (1936), el dirigente revolucionario marxista León Trotsky describió la situación que enfrentaba el estado obrero degenerado soviético, es decir, aquella de verse rodeado por economías capitalistas más avanzadas industrial y tecnológicamente. Trotsky escribió: “Pero en sí misma, la pregunta ¿quién triunfará?, no solamente en el sentido militar de la palabra, sino ante todo, en el sentido económico, se le plantea a la URSS a escala mundial. La intervención armada es peligrosa. La introducción de mercancías a bajo precio, viniendo tras los ejércitos capitalistas, sería infinitamente más peligrosa”. Esta observación es relevante con respecto a los peligros que Cuba enfrenta hoy.
Durante treinta años, Cuba se benefició de grandes subsidios soviéticos. En la última década, se ha apoyado mucho en la Venezuela capitalista como su principal socio comercial, obteniendo de ella petróleo barato. Pero esta situación es precaria, pues la propia Venezuela enfrenta una grave crisis como consecuencia de la caída mundial de los precios del petróleo, está acosada por la inflación y recientemente fue golpeada por nuevas sanciones vengativas de Estados Unidos.
Cuba nunca se recuperó del todo de la severa crisis que sufrió tras la restauración del capitalismo en la Unión Soviética. Desde el llamado “Periodo Especial” de principios de los años noventa, la burocracia cubana ha abierto el país a la penetración económica imperialista, entregando a través de “reformas de mercado” sectores de la economía colectivizada a empresas privadas a pequeña escala. Ésta y otras medidas, como alentar el autoempleo en el sector de servicios y conceder mayor autonomía a las empresas públicas, han aumentado la desigualdad en la isla. Los cubanos negros, quienes obtuvieron grandes conquistas de la revolución, se han visto particularmente golpeados, pues tienen menos oportunidad de acceder a las divisas, ya sea recibiendo remesas del exterior u ocupando empleos en el sector turístico.
Cuba tiene hoy una considerable inversión imperialista y aspira a tener más. A 50 kilómetros de La Habana, en el puerto profundo de Mariel, el gobierno cubano está permitiendo la construcción de una zona económica especial de “libre comercio”, capaz de recibir a los buques cargueros más grandes del mundo. Brasil ya ha destinado casi mil millones de dólares al proyecto. Ahora que se ha planteado la renovación del comercio con Estados Unidos, repetimos nuestra advertencia de que ese acontecimiento “subraya la importancia del monopolio estatal [cubano] sobre el comercio exterior —es decir, un estricto control gubernamental sobre las importaciones y las exportaciones”— (“Cuba: Crisis económica y ‘reformas de mercado’”, Espartaco No. 34, otoño de 2011).
El régimen cubano ha restablecido lazos y promovido a la reaccionaria Iglesia Católica en la isla, un potencial caldo de cultivo de la contrarrevolución capitalista. Tanto Obama como Castro aplaudieron al papa Francisco por su papel en las negociaciones. Este papa jesuita le ha dado al Vaticano un poco de cirugía cosmética, proponiendo hacer la iglesia más incluyente (aunque sin dejar de oponerse testarudamente al aborto y la ordenación de mujeres) y predicando contra la “tiranía” del capitalismo, aunque sus intenciones no son menos siniestras que las de sus predecesores.
El Vaticano es tristemente célebre por haber apoyado las dictaduras militares latinoamericanas y promovido la restauración del capitalismo bajo el disfraz de elecciones supuestamente libres y reformas “democráticas”. El cardenal cubano Jaime Ortega —quien fue confinado en un campo de detenidos durante los primeros años de la revolución cuando se quebró el dominio de la iglesia— es, junto con el papa Francisco, uno de los mayores promotores de esas reformas en la isla. En 1998, Fidel recibió con entusiasmo al papa Juan Pablo II, y en 2012 a Benedicto XVI. En todo el país hay fotos y monumentos conmemorando el encuentro entre Castro y Juan Pablo, santo patrón de las contrarrevoluciones, quien tan arduamente trabajó por restaurar el capitalismo en los estados obreros deformados de Europa Oriental, especialmente en su natal Polonia.
Defendiendo a Cuba en la encrucijada
Las fuerzas guerrilleras que entraron en La Habana en 1959 bajo la dirección de Fidel Castro eran un grupo pequeñoburgués políticamente heterogéneo. Su victoria no sólo derribó al odiado régimen de Batista, sino que hizo añicos todo el viejo aparato estatal. El nuevo gobierno llevó a cabo una serie de reformas liberales, pero la redistribución agraria y las medidas tomadas contra los torturadores de Batista asustaron a los partidarios burgueses de Castro, quienes empezaron a huir a Miami. Estas medidas también alarmaron a Washington, el cual emprendió una acción punitiva que obligó a Castro a firmar un tratado comercial con la Unión Soviética. El que las refinerías de propiedad imperialista se negaran a refinar el crudo soviético provocó que Cuba nacionalizara las propiedades estadounidenses, a las que siguieron todos los bancos y negocios en octubre de 1960, lo que liquidó a la burguesía cubana como clase. Hoy, las corporaciones como la United Fruit, Standard Oil y Texaco están salivando ante la posibilidad de obtener compensaciones por las nacionalizaciones que sufrieron hace medio siglo.
Lo mejor que pudo surgir de la Revolución Cubana —en ausencia de la toma del poder por el proletariado dirigido por un partido revolucionario de vanguardia— fue la creación de un estado obrero deformado. Explicando cómo fue que un movimiento guerrillero basado en el campesinado pudo derrocar el dominio capitalista, en la “Declaración de principios”, adoptada en la Conferencia de Fundación de la Spartacist League en 1966, escribimos:
“Movimientos de esta índole pueden bajo ciertas condiciones —es decir, la desorganización extrema de la clase capitalista en el país colonial y la ausencia de una clase obrera que luche por derecho propio por el poder social— destruir las relaciones de propiedad capitalista. Sin embargo no pueden llevar a la clase obrera al poder político. Al contrario crean regímenes burocráticos antiobreros que suprimen todo desarrollo ulterior de estas revoluciones hacia el socialismo”.
—“Declaración de principios de la Spartacist League”, Cuadernos Marxistas No. 1
Esta revolución no hubiera sobrevivido si la Unión Soviética no hubiera aportado un contrapeso militar al imperialismo y un salvavidas a la economía cubana. Hoy, cuando no hay nada parecido a esa ayuda, no existe más la ventana histórica que permitió que fuerzas pequeñoburguesas crearan un estado obrero deformado.
La lucha por defender y extender la Revolución Cubana ha sido un distintivo de nuestra tendencia desde su origen como la Revolutionary Tendency (RT, Tendencia Revolucionaria), una minoría dentro del Socialist Workers Party (SWP, Partido Obrero Socialista) estadounidense. La mayoría del SWP equiparaba al régimen de Castro con el gobierno revolucionario bolchevique de Lenin y Trotsky. Al hacerlo, los líderes de la mayoría del SWP rechazaban abiertamente tanto la necesidad de un partido leninista-trotskista que aportara una dirección revolucionaria, como la centralidad del proletariado en la lucha por la revolución socialista.
Habiendo perdido la esperanza en esa perspectiva, el SWP elogió acríticamente a la burocracia castrista. En enero de 1961 el SWP adoptó las “Tesis sobre la Revolución Cubana” de Joseph Hansen, las cuales declaraban que Cuba había “entrado a la fase de transición a un estado obrero, aunque todavía no poseía las formas de la democracia obrera”.
Más de medio siglo después, nuestro análisis y programa trotskistas han resistido la prueba del tiempo. Los que ayer eran porristas de la burocracia castrista se han hecho más viejos, pero no más sabios. En un artículo fechado el 23 de diciembre y publicado en counterpunch.org, Jeff Mackler, el principal mandamás de Socialist Action (SA, Acción Socialista), un retoño del reformista SWP, poseído por el fantasma de Hansen, escribe: “Aunque a Cuba todavía [¡!] le faltan las instituciones formales y vitalmente necesarias de la democracia obrera,...la actual dirigencia cubana no se ha convertido en una casta endurecida cuyos intereses sólo puedan defenderse mediante la represión”.
De hecho, la casta burocrática encabezada por los Castro siempre ha excluido a la clase obrera del poder político, usando la represión y la ideología del nacionalismo para mantener a los obreros y campesinos cubanos atomizados y políticamente pasivos. El régimen de Castro no sólo encarcela disidentes que colaboran activamente con el imperialismo estadounidense, también reprime a oponentes prosocialistas, incluyendo a militantes como los trotskistas en los años sesenta. Esto ilustra la naturaleza inherentemente contradictoria de la casta burocrática estalinista, la cual se equilibra entre la burguesía imperialista, por un lado, y la clase obrera, por el otro.
Mackler hace hasta lo imposible para presentar al “equipo Castro” como los grandes custodios del socialismo. Elogia las reformas de mercado de la burocracia —que, según él, “dentro del marco de los ideales socialistas, buscan hacer más eficiente la economía cubana”— y grazna absurdamente que estas reformas fueron “presentadas para su discusión, debate y modificación” a “millones de cubanos” antes de llevarse a la práctica.
Las reformas orientadas al mercado son un intento de responder al estancamiento económico dentro del marco del control burocrático estalinista de la economía. Como escribimos en el artículo: “For Central Planning Through Soviet Democracy” (Por una planificación central mediante la democracia soviética, WV No. 454, 3 de junio de 1988):
“La economía planificada...sólo puede ser eficaz cuando los obreros, la intelectualidad técnica y los gerentes se identifican con el gobierno que emite los planes...
“Dentro del marco del estalinismo, hay una tendencia inherente a remplazar la planificación y la administración centrales con mecanismos de mercado. Dado que los gerentes y los obreros no pueden ser sometidos a la disciplina de la democracia de los soviets (consejos obreros), la burocracia tiende a ver cada vez más la sujeción de los actores económicos a la disciplina de la competencia de mercado como la única respuesta a la ineficiencia económica”.
Los consejos obreros no son sólo otras “formas” de poder proletario, sino que son esenciales para la operación racional de una economía planificada y socializada.
Mackler sostiene también que los “esfuerzos humanitarios” que Cuba lleva a cabo en el exterior son testimonio de “una orientación revolucionaria y socialista que continúa”. Muchas de las intervenciones internacionales de Cuba han sido ciertamente heroicas, especialmente cuando el país envió a África en los años setenta miles de efectivos para ayudar a Angola a defender su recién conquistada independencia de Portugal contra fuerzas locales reaccionarias apoyadas por el imperialismo estadounidense y la Sudáfrica del apartheid. Sin embargo, el objetivo de los estalinistas cubanos no fue nunca ayudar en el derrocamiento del capitalismo en África; su intervención expresaba su apoyo político a los nacionalistas burgueses angoleños a cuyo lado luchaban. Incluso estando en la mira de las armas estadounidenses, la intención de Fidel Castro fue siempre una “détente” [distención] a través del ala “progresista” del imperialismo estadounidense, es decir, el Partido Demócrata.
Mientras los falsos trotskistas como SA se deshacen en elogios a los estalinistas cubanos, en otras partes se unen a las cruzadas anticomunistas por la “democracia” del imperialismo. SA se alió con los peores enemigos de la Revolución Cubana al defender a las fuerzas capitalistas-restauracionistas que se movilizaron contra el estado obrero degenerado soviético en los años ochenta, incluyendo al “sindicato” contrarrevolucionario polaco Solidarność, el favorito del papa Juan Pablo II.
Otros seudosocialistas se oponen al régimen de Castro desde el punto de vista de una virulenta hostilidad anticomunista al estado obrero cubano mismo. Ese es el caso de la estadounidense International Socialist Organization (ISO, Organización Socialista Internacional), los primos desheredados de la tendencia internacional de Tony Cliff. Los cliffistas son conocidos por haber descartado a Cuba, junto con China y todo el antiguo bloque soviético de Europa del Este, como “regímenes capitalistas de estado” que “no tienen nada que ver con el socialismo”.
Escribiendo en la revista Jacobin (22 de diciembre), Samuel Farber, quien publica frecuentemente en la prensa de la ISO, celebró el restablecimiento de las relaciones con Estados Unidos como una “importante conquista del pueblo cubano”. Según Farber, quien seguramente obtiene sus criterios del Departamento de Estado de EE.UU., ese acuerdo “puede mejorar los estándares de vida de los cubanos y ayudar a liberalizar las condiciones de su opresión política y su explotación económica, aunque no necesariamente a democratizarlas”. Para Farber, Cuba no es más que otro estado sujeto a la “explotación” capitalista, aunque difiere de Estados Unidos por su falta de “democracia”.
Los revolucionarios de Estados Unidos tienen un deber especial de defender a Cuba contra la restauración capitalista y del rapaz imperialismo estadounidense. Esto no puede reducirse a la cuestión de preservar la cultura cubana única ni a simplemente bloquear las incursiones de los monopolios imperialistas a la isla. El futuro de las masas cubanas —ligado al de la liberación de cientos de millones de trabajadores de América Latina y vinculado a la lucha por la emancipación de los explotados y los oprimidos en las entrañas del monstruo estadounidense— es una cuestión de clase. Luchamos por forjar un partido obrero revolucionario en Estados Unidos como sección de una Cuarta Internacional trotskista reforjada. Un partido así imbuiría a la multirracial clase obrera estadounidense con el entendimiento de que la defensa de la Revolución Cubana es una parte integral de su propia lucha contra sus gobernantes capitalistas y por la revolución socialista mundial.■
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/43/cubana.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.04 13:48 ShaunaDorothy El culto a la virgen María (Junio de 2012)

https://archive.is/9MVFQ
Espartaco No. 35 Junio de 2012
De los archivos de Women and Revolution
El culto a la virgen María
(Mujer y Revolución)
El siguiente artículo ha sido traducido de Women and Revolution No. 15, verano de 1977, y es una reseña del libro Alone of All Her Sex: The Myth and the Cult of the Virgin Mary (Apartada de todo su sexo: El mito y el culto a la virgen María) de Marina Warner (Nueva York: Alfred A. Knopf, 1976). En su brevedad, el artículo proporciona una excelente exposición de la actitud de los marxistas revolucionarios ante la religión, así como una explicación materialista del origen y función social de ésta. A pesar de haber sido escrito hace ya 35 años, no es difícil extrapolar de la situación que describe a la actual. En EE.UU., la política burguesa ha estado crecientemente saturada de oscurantismo religioso, y el tema del artículo no podría ser más apropiado para México, donde el culto a la virgen de Guadalupe es el elemento central sobre el cual convergen la ideología nacionalista burguesa y la abrumadora religiosidad católica, apuntalada a un nivel fervoroso por la reciente visita del papa Ratzinger. Confiamos en que nuestros lectores encontrarán en este artículo no sólo una bocanada de aire fresco, sino también un mejor entendimiento de la naturaleza de la trinidad de la opresión capitalista: el estado, la religión organizada y la institución de la familia, principal fuente de opresión de la mujer en la sociedad dividida en clases.
Susan Adrian, fallecida en 2001, fue una dirigente de la LCI y una excelente maestra, entrenadora y propagandista del trotskismo. Para conocer más de ella, referimos a nuestros lectores al obituario publicado en Spartacist (Edición en español) No. 31, agosto de 2001, y especialmente a Prometheus Research Series No. 6, “Selected Speeches and Writings in Honor of Three Women Leaders of the International Communist League (Fourth Internationalist)” (Discursos y escritos escogidos en honor a tres mujeres dirigentes de la Liga Comunista Internacional [Cuartainternacionalista]), marzo de 2007.
Los marxistas vemos en la religión contemporánea —en la que el miedo y la degradación conforman una liturgia que vuelve a los creyentes estúpidos e impotentes ante la divinidad de sus opresores— algo odioso. Entendemos, sin embargo, que lo que sostiene la filiación religiosa en la era científica no es tanto la convicción intelectual como la opresión social. Así pues, si bien el espíritu anticlerical que animaba el vivo deseo de Voltaire de “ahorcar al último rey...con las tripas del último cura” puede ser sincero e incluso justificado, semejante “guerra contra dios” no trasciende el idealismo pequeñoburgués. La religión desaparecerá sólo cuando haya sido destruida la sociedad que la hace necesaria.
Las revoluciones burguesas establecieron el principio de la separación entre la iglesia y el estado, pero, como señaló Marx, esto no produjo la libertad respecto de la religión. Tampoco el declive de la vitalidad de la religión organizada ha eliminado el sentimiento religioso.
Si bien en Estados Unidos nunca ha existido una religión de estado, la vinculación del prejuicio religioso con los movimientos nativistas de derecha es bien conocida, y el patriotismo, la religiosidad y la prosperidad han constituido a través del tiempo la trinidad de la política imperial estadounidense. Hoy entre 30 y 40 millones de estadounidenses se consideran a sí mismos “cristianos renacidos”, para no hablar de las sectas más tradicionales ni mucho menos del miserable misticismo que sirve de basurero para los despojos de la Nueva Izquierda que aún buscan adquirir la liberación personal a bajo costo.
El tono mojigato de la última campaña presidencial, y el hecho de que el santísimo Jimmy Carter (quien dice consultar las decisiones importantes con su hermana curandera) se alzara con la victoria, apuntan no tanto a un resurgimiento religioso serio como a la pasividad desesperante que se cierne sobre la clase obrera estadounidense. Una muestra de la relación que guarda la conversión religiosa con la derrota política es el crecimiento de la secta de los Musulmanes Negros, que lucra con la desesperanza y el cinismo que se apoderaron de los negros tras los fracasos políticos y la destrucción física del movimiento negro de los años sesenta.
No es sorprendente que las mujeres sean con frecuencia las devotas más fervientes de la religión. Aisladas de la producción y lucha sociales dentro de los sofocantes confines de la familia, las mujeres han sido en general las principales víctimas de los “gendarmes en sotana” y también sus más confiables instrumentos.
El mito de la virgen madre de dios
El libro de Marina Warner, Alone of All Her Sex, intenta explorar el mito religioso que más explícitamente se ha dirigido a moldear y deformar la conciencia femenina: el mito de la madre virgen de dios. Los rituales y complejidades de la teología católica son más comunes y mejor conocidos en Europa y los países latinos que en EE.UU., pero esa imagen en particular ciertamente está relacionada con estereotipos y modelos más generales de “la mujer ideal”.
¡Y vaya que ha sido un mito poderoso! Dante y Botticelli encontraron inspiración en él; las agujas y campanarios de Notre Dame y Chartres se edificaron supuestamente para celebrarlo; e incluso Isabel I de Inglaterra —que no era de las que dejan que los escrúpulos religiosos interfieran con los asuntos de estado— se permitió envolverse en la imaginería de la “Reina Virgen”.
Desde luego, el mito del dios/redentor nacido de una virgen no es exclusivo del cristianismo, sino que tiene raíces en las leyendas antiguas. El poema de William Butler Yeats, “Leda y el cisne” (1923) revive el encuentro mítico entre el dios Zeus y la mortal Leda:
“Un golpe súbito: bate las alas sobre la chica hasta sentir sus muslos bajo las patas, y le muerde el cuello hasta que el seno inerme es ya su seno.
¿Cómo zafarse en su terror la mano de la emplumada gloria entre los muslos? ¿Y cómo el cuerpo asido en blanco júbilo puede ignorar el corazón ajeno?
Temblor del espinazo que concibe el muro profanado y el saqueo, la muerte del Atrida. Bajo el trance, y sometida por la sangre etérea, ¿sumó la chica ciencia a ese poder que abría ya su pico indiferente?”
Al describir el modo en que el culto a la madre virgen se extendió por Europa Occidental, Warner intenta explorar lo que plantea como una paradoja: “el que, en la celebración misma de la mujer humana perfecta, tanto lo humano como lo femenino sean sutilmente denigrados”. Unas 300 páginas después, presenta la siguiente hipótesis concluyente:
“La virgen María no es el arquetipo innato de la naturaleza femenina, el sueño encarnado; es un instrumento de la discusión dinámica de parte de la Iglesia Católica respecto a la estructura de la sociedad, presentado como un código de inspiración divina. Esta discusión cambia, según las contingencias...
“Gracias a su flexibilidad y su maña, la Iglesia Católica puede lograr adaptarla a las nuevas circunstancias de igualdad sexual, pero lo más probable es que la Virgen se convierta en leyenda… La leyenda de la virgen perdurará en todo su esplendor y lirismo, pero se habrá vaciado de contenido moral y por lo tanto habrá perdido los poderes reales que actualmente tiene para curar y para dañar”.
Sin embargo, lo que daña no es el mito, sino la realidad que éste mistifica, y no es mediante la renovación del mito como se va a “curar” a la mujer de su opresión. Marx y Engels citaron favorablemente el lema que encabezaba el semanario del republicano francés Loustalot:
“Los grandes nos parecen grandes sólo porque estamos de rodillas. ¡Pongámonos de pie!”
Sin embargo, añadieron: “Pero para ponerse de pie no basta con levantarse mentalmente, y dejar que sobre la cabeza real y sensible penda el yugo real y sensible, que no podemos destruir por arte de magia a fuerza de ideas”.
Fundamentos del cristianismo
El cristianismo comenzó como la ideología de las masas judías pobres bajo el Imperio Romano. Dado que las relaciones económicas no permitían que la riqueza se multiplicara mediante el desarrollo de las fuerzas productivas, la única manera en que las clases poseedoras de Roma podían sostener su riqueza era mediante el continuo y siempre expansivo saqueo de las áreas conquistadas. El costo extremadamente bajo del trabajo esclavo que se obtenía de ese modo era lo único que hacía que las empresas a gran escala (generalmente agrarias y a veces mineras) fueran relativamente rentables en comparación con las de los pequeños campesinos. La riqueza acumulada a través del saqueo se destinaba básicamente al consumo, a la búsqueda de diversiones.
La causa fundamental de la decadencia del Imperio Romano fue la contradicción, inherente al creciente dispendio de las clases poseedoras, entre el aumento del valor excedente, por un lado, y el carácter estático del modo de producción, por el otro. Y es también en esta contradicción donde deben buscarse las raíces del cristianismo primitivo. Abraham Leon escribió:
“Pero aunque sea evidente que la mayoría de los judíos desempeña un papel comercial en el imperio romano, no debe creerse por ello que todos sean ricos comerciantes o empresarios; por el contrario, la mayoría de los judíos se compone realmente de personas de humilde condición, de las que una parte obtiene sus medios de vida, directa o indirectamente, del comercio: buhoneros, descargadores, artesanos, etc.... Esta multitud humilde es la primera a quien golpea la decadencia del imperio romano y la que más sufre por las exacciones. Concentrada en grandes masas en las ciudades, posee mayor capacidad de resistencia que los campesinos dispersos por la campiña; también es mucho más consciente de sus intereses.
“En las capas pobres de las grandes ciudades de la Diáspora es donde se expande el cristianismo... En la medida en que a las insurrecciones judías siguen insurrecciones de capas populares no judaicas, la religión comunista judía se extiende rápidamente entre las multitudes paganas”.
Como ideología de protesta por parte de los desposeídos y los indefensos, el cristianismo encarnó un vehemente sentimiento antiplutocrático. En el evangelio según Lucas, por ejemplo, se lee:
“Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios. Bienaventurados los que tenéis hambre ahora, porque seréis saciados… Pero ¡ay de vosotros, los ricos!, porque habéis recibido vuestro consuelo. ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis hartos!, porque tendréis hambre”.
La epístola de Santiago es igualmente explícita:
“¡Vamos ahora, oh ricos! Llorad y aullad por las miserias que os esperan... Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego”.
El “comunismo” del cristianismo primitivo no se basaba, ni podía basarse, en la comunalización de la capacidad productiva de la sociedad, sino en la comunalización del consumo: “comunismo por medio del saqueo al opulento”, como decía Karl Kautsky. Pero, conforme el cristianismo se extendió, sus líderes se esforzaron por mellar su filo antiplutocrático.
El proceso por el cual pasó la iglesia no se debió fundamentalmente a la codicia y la ambición personal de sus funcionarios; no fue simplemente una herramienta para engañar y despojar a las masas. El cristianismo se volvió la religión oficial del Imperio Romano bajo Constantino, al mismo tiempo en que la decadencia del imperio, basada en el parasitismo y el bandolerismo, llevaba a las reformas de Diocleciano y Constantino, las cuales intentaron apoyarlo en una economía natural. Como religión de la clase de los grandes propietarios en el origen de la economía feudal europea, el fuego antiplutocrático que el cristianismo tenía originalmente quedó reservado a los mercaderes y usureros.
Secularización y celibato
Warner plantea un vínculo interesante entre la creciente riqueza de la iglesia y su santificación del celibato (las escrituras mismas no mencionan jamás la “inmaculada concepción” y plantean muchas dudas sobre la virginidad de María). Bajo la ley romana, una mujer tenía derecho a heredar riqueza y disponer de ella de manera independiente a partir de cierta edad. Entre las familias romanas, era común criar a los hijos varones en la vieja religión y a las hijas en la nueva; además, en la época de la decadencia romana solía ocurrir que las familias se extinguieran por la línea masculina. Así, la vocación del celibato (que implicaba no tener herederos) para las cristianas vírgenes y viudas sin hijos resultaba de lo más rentable para la iglesia. Fue pues, según Warner, como parte del creciente poder secular de la iglesia que el culto a la virgen alcanzó prominencia por primera vez.
Agustín, que vivió en el siglo V, trazó una conexión explícita y literal entre el acto sexual y el pecado original: Cristo nació de una virgen porque sólo así pudo evitar contaminarse del pecado original. La percepción de la virginidad como un estado inherentemente santo y la identificación de la pureza espiritual con la abstinencia sexual siguen dominando la doctrina de la iglesia hasta la fecha.
La imagen de la madre de dios —prácticamente ignorada durante los primeros cuatro siglos del cristianismo— no era la humilde y sumisa chica de la anunciación, sino la triunfante reina del cielo, una imagen que también servía para simbolizar la ventaja de la iglesia sobre otros gobernantes temporales a lo largo de Europa y el imperio Bizantino. Esta imagen de María como reina del cielo se mantuvo esencialmente inalterada, excepto quizá por la creciente opulencia de su indumentaria, por muchos siglos, prestándole la autoridad de la sanción divina al concepto de monarquía.
Parte del tributo económico considerado digno de una reina —y la separación entre lo temporal y lo divino fue convenientemente oscurecida— puede verse en la extraordinaria ola de adulación que fue el pretexto para la construcción de 80 catedrales en Francia en un solo siglo.
La ley feudal francesa de los siglos XII y XIII permitía que las mujeres poseyeran rangos y propiedades por derecho propio; y en una sociedad donde la adquisición de tierra era una necesidad constante y urgente, las herederas podían llegar a tener un inmenso poder: Leonor de Aquitania (1122-1204) es la más célebre de ellas. Pero la consolidación de Francia y otros territorios como estados-nación entró en conflicto con las tendencias centrífugas de los patrones feudales de herencia. Con el tiempo, las mujeres perdieron muchos de los derechos económicos de los que habían gozado.
Parte de la batalla por la consolidación nacional de Francia se libró como una guerra santa por parte del papa y los señores feudales del norte de Francia por subyugar el sur, campo de cultivo de la popular herejía cátara. Ésta, una forma ascética del maniqueísmo, permitía la entrada de la mujer al clero y sostenía que el sexo casual y la sodomía eran menos reprensibles que el matrimonio, el cual había poblado el pestilente universo. El sur de Francia también era la patria de la poesía provenzal de los trovadores, que exaltaba el amor adúltero. Por ende, desde muchos puntos de vista, tanto los herejes como los trovadores eran anatema para la iglesia y para la dinastía de los Capeto en el norte. Las batallas que se libraron en el sur a partir del siglo XIII acabaron con medio millón de personas.
Fue la generación de la nieta de Leonor de Aquitania, Blanca de Castilla, la que, alentada por la iglesia y el estado, empezó a enfocar su ardor en María como virgen. Esta “nueva” María asumió gran parte del carácter y la función del personaje original de la poesía provenzal, pero sin la celebración del hedonismo y la permisibilidad. Todavía se le reconocía como una reina poderosa, pero solamente, según se enfatizaba, por gracia de su hijo, y no por derecho propio. Se le retrataba como la encarnación de la hermosura y el ardor divino, pero sobre todo, de la castidad.
Como señala Warner, el estatus especial que obtuvo la madre virgen de dios tenía como reverso el igualmente especial desprecio a la mujer ordinaria, no virginal, que se consideraba, como Eva, la “oportunidad del pecado”, una tentadora que distraía al hombre de dios para conducirlo a una perdición eterna.
Recoger las flores de la vida
El libro de Warner es una mezcla frecuentemente desenfocada de investigación histórica y sociológica con nostalgia y autoanálisis. Y es franca respecto a su ambivalencia:
“No puedo entrar en una iglesia sin que me duela toda la seguridad y belleza de la salvación a la que renuncié. Recuerdo cuando visité Notre Dame en París y, de pie en medio de la nave, comencé a llorar de rabia por ese viejo amor y su perdurable capacidad de conmoverme”.
No habiendo saldado satisfactoriamente las cuentas de su propia experiencia con el oscurantismo religioso, Warner explica el dominio de la iglesia sobre los creyentes en términos meramente sicológicos e ideológicos.
Ciertamente hay que reconocerle a la iglesia el “genio...con que se adueña de la psique de sus fieles”, como dice la reseña del Village Voice. De hecho, en los países donde la iglesia católica ha sido una influencia cultural y política dominante, ha lesionado y distorsionado hasta tal punto la psique de las masas, que incluso los manifestantes políticamente motivados han caído en orgías de anticlericalismo torcido. Por ejemplo, en 1909, cuando el gobierno español intentó movilizar a los reservistas para defender sus colonias marroquíes, la población respondió con una huelga general y una frenética protesta de cinco días que incluyó el desenterrar cadáveres de monjas y el bailar con ellos por las calles.
Al mismo tiempo, históricamente la iglesia ha impuesto la manipulación sicológica mediante una coerción altamente efectiva, tanto física como social. Cuando, en los primeros seis meses de la Guerra Civil Española, los obreros y campesinos quemaron 160 iglesias hasta los cimientos, no sólo estaban protestando contra la opresión sicológica, sino también contra una poderosa institución estatal fanáticamente comprometida con la preservación de la monarquía y con la reacción.
Al final, Warner rechaza al eunuco femenino de la iglesia católica, si bien con una extraña ambivalencia feminista:
“Si bien la Virgen María no puede ser un modelo para la Mujer Nueva, es mejor tener una diosa que no tenerla, pues el encorbatado mundo masculino de la religión protestante se parece demasiado a un club de caballeros en el que no se admiten damas salvo los días especiales”.
Y así, al final, la cuestión de la mitología religiosa sigue consistiendo en la deprimente elección entre una fantasía perniciosa y una realidad yerma y estéril.
Los marxistas insistimos en que éstas no son las únicas alternativas. La crítica marxista de la religión desmitifica la fantasía religiosa y demuestra que fue el hombre quien creó a los dioses y diosas, y no al revés, pero no para que las masas trabajadoras se vean privadas del consuelo, por pequeño que sea, que esas fantasías puedan aportar en un mundo cruel, sino para remplazar esas pobres ilusiones con una realidad mucho más rica y satisfactoria. Marx lo expresó con la mayor elocuencia:
“La miseria religiosa es, por una parte, la expresión de la miseria real, y por otra parte, la protesta contra la miseria real. La religión es el suspiro de la criatura agobiada por la desgracia, el alma de un mundo sin corazón, el espíritu de una época sin espíritu. Es el opio del pueblo.
“...Exigir que se renuncie a las ilusiones concernientes a nuestra propia situación, es exigir que se renuncie a una situación que necesita de ilusiones. La crítica de la religión es pues, en germen, la crítica de este valle de lágrimas, en el que la religión es una simple aureola.
“La crítica ha deshojado las flores imaginarias que cubrían la cadena de la religión, no para hacerla prosaica y desoladora, sino para que el hombre las sacuda y recoja las flores de la vida”.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/35/virginmary.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.21 19:11 ShaunaDorothy ¡Abajo la rapiña imperialista! ¡Por movilizaciones obreras contra el TLC, el ALCA y las privatizaciones! ¡Ninguna confianza en el PRD burgués! (2 - 2) (2003)

https://archive.is/DCQwx
El desarrollo social, económico y cultural de México puede ser alcanzado sólo mediante una revolución socialista que coloque al proletariado en el poder, dirigiendo a las masas campesinas e indígenas y a todos los oprimidos, y establezca una economía socialista planificada. Desde su incepción, un estado obrero victorioso en un país atrasado —que además comparte una frontera con EE.UU.— tendría que luchar para promover la revolución proletaria dentro del monstruo imperialista estadounidense y a escala internacional. Y una revolución socialista en México tendría en verdad un efecto electrizante en los obreros de EE.UU.
Los obreros de origen mexicano conforman una parte importante del proletariado estadounidense, especialmente en California, Texas y algunas ciudades del norte y el este. Los obreros inmigrantes, muchos de los cuales tienen fuertes lazos familiares en México y otros países, han traído con ellos la experiencia de amargas luchas de clases en sus países. Para liberar este potencial de lucha revolucionaria se requiere un partido revolucionario internacionalista capaz de romper el control de la burocracia racista y proimperialista de la AFL-CIO sobre la clase obrera estadounidense. Esta perspectiva subraya la naturaleza crucial de la lucha en EE.UU. por los plenos derechos de ciudadanía para todos los inmigrantes —parte integral del trabajo cotidiano de nuestros camaradas estadounidenses—.
En México viven más de seis millones de indígenas. Sólo un gobierno obrero y campesino garantizaría a estas masas desposeídas derechos fundamentales como el de gobernar sus tierras y recursos, introduciendo la educación bilingüe a sus comunidades y sentando las bases para la integración plena a la sociedad de los indígenas que lo deseen sobre la base de la más completa igualdad.
La vinculación inseparable de las amplias reivindicaciones democráticas no resueltas con la lucha internacional y socialista del proletariado está en el centro de la teoría de la revolución permanente, formulada por el revolucionario ruso León Trotsky, que fue confirmada en la práctica por la Revolución Bolchevique de Octubre de 1917. En esta fecha la clase obrera rusa tomó en sus manos las tareas de la revolución democrática que el régimen burgués no había podido resolver: desconoció la deuda externa contraída por el zar y la burguesía, concedió la igualdad plena a las mujeres y dictó leyes prohibiendo todo tipo de discriminación contra homosexuales y minorías étnicas. También abolió la propiedad privada sobre la tierra y llamó al campesino pobre a emprender una revolución agraria que destruyera el latifundio y los restos del peonaje feudal. Pero para hacer esto realidad fue necesario expropiar toda la propiedad de la burguesía, establecer una economía colectivizada y planificada, así como el monopolio estatal del comercio exterior. Estas medidas sentaron las primeras bases para la reorganización socialista de la sociedad.
El programa agrario del estado obrero mexicano debe culminar en una colectivización voluntaria de la tierra que convierta gradualmente la pequeña propiedad en granjas colectivas altamente industrializadas. Esto convertirá a los campesinos en proletarios rurales sobre una base de productividad y abundancia imposible bajo el capitalismo, y de este modo superará la brecha que existe hoy entre la vida en el campo y la vida en la ciudad.
Para los marxistas, el imperialismo no es sólo una política inmoral que los gobernantes estadounidenses como Bush deciden emprender simplemente porque son muy malos (aunque lo sean). El imperialismo es una categoría histórica concreta que describe una fase inevitable en el desarrollo del capitalismo. En palabras de Lenin, el imperialismo es el "capitalismo parasitario o en estado de descomposición". Lenin explicó que "El imperialismo es el capitalismo en la fase de desarrollo en la cual ha tomado cuerpo la dominación de los monopolios y del capital financiero [la fusión del capital industrial con el bancario], ha adquirido una importancia de primer orden la exportación de capital, ha empezado el reparto del mundo por los trusts internacionales y ha terminado el reparto de todo el territorio del mismo entre los países capitalistas más importantes" (El imperialismo, fase superior del capitalismo, 1916). Habiendo alcanzado un cierto grado de desarrollo en los países capitalistas más industrializados, el capital financiero requiere la militarización y la subyugación nacional de los países capitalistas más atrasados. La llamada "globalización" no es en realidad nada más que un incremento cuantitativo en la exportación de capital, y en el caso de México, el TLCAN y las privatizaciones son formas de barrer las últimas restricciones a esta exportación.
Por eso el sistema imperialista de guerra y subyugación no puede ser cambiado simplemente mediante un cambio en la élite gobernante, ni mediante la mera presión de las masas: existirá mientras exista el capitalismo.
Como decía uno de los documentos de fundación de la IV Internacional de Trotsky:
"La política del ‘buen vecino’ no es sino un intento por unificar al Hemisferio Occidental bajo la hegemonía de Washington, como un sólido bloque manejado por éste en su campaña por cerrar la puerta a todas las potencias imperialistas extranjeras menos a ella misma. Esta política se complementa materialmente con los tratados comerciales que Estados Unidos busca concluir con los países latinoamericanos con la esperanza de desplazar sistemáticamente a sus rivales del mercado....
"La lucha contra el imperialismo norteamericano es, por tanto, a la vez una lucha contra la guerra imperialista venidera y por la liberación de los pueblos coloniales y semicoloniales oprimidos. Por ende, es inseparable de la lucha de clases del proletariado de EE.UU., contra la burguesía dominante y no puede librarse separada de ésta....
"Sólo la unión de los pueblos latinoamericanos, luchando por la meta de una América socialista unificada y aliada en la lucha al proletariado revolucionario de Estados Unidos, representaría una fuerza lo suficientemente potente como para confrontar con éxito al imperialismo norteamericano."
—"Tesis sobre el papel del imperialismo norteamericano" (1938)
La lucha política por forjar una vanguardia obrera leninista
Para lograr este programa no basta proclamarlo, es necesario identificar los obstáculos que se le oponen y declararles una guerra política sin cuartel para poner al programa revolucionario en la dirección del movimiento proletario. Actualmente una porción significativa del proletariado mexicano se encuentra organizada en sindicatos que tienen el poder para paralizar virtualmente todo el proceso productivo y de poner a la burguesía de rodillas. El problema es que las direcciones actuales de estos sindicatos sirven como verdaderas correas de transmisión de la ideología burguesa y obstaculizan conscientemente todo desarrollo de conciencia revolucionaria clasista. Por décadas, la burguesía mexicana se ha valido de la estructura corporativista para mantener a los poderosos sindicatos obreros atados a la política burguesa, y en particular al PRI. Hoy las mayores centrales sindicales como la CTM, la CROM, etc., siguen afiliadas al decrépito PRI, con direcciones procapitalistas charras acostumbradas a mantenerse a la cabeza de los sindicatos por medio de la violencia gansteril contra sus afiliados, la corrupción, y la tutela del estado burgués.
Pero existen también sindicatos llamados "independientes", como los afiliados a la UNT o el SME, que lograron sacudirse las cadenas corporativistas, pero sólo para caer en manos de direcciones que tampoco cuestionan la hegemonía burguesa. Estas direcciones, generalmente compuestas de líderes perredistas, recurren sobre todo a medios ideológicos para mantener sus posiciones al frente de los sindicatos, y pueden darse el lujo de una relativa democracia sindical. Pero en último análisis su función es la misma: descarrilar el poder de la lucha obrera hacia los canales del apoyo a uno u otro partido de la burguesía.
Los comunistas luchamos por fortalecer la organización obrera y por la sindicalización de todos los trabajadores, y estamos por la defensa de los sindicatos existentes frente a todo ataque del estado burgués. Alcanzar y defender la independencia política del movimiento obrero frente al estado y los partidos de la patronal es nuestro principio guía en la lucha por remplazar a sus actuales direcciones proburguesas con direcciones internacionalistas y revolucionarias, tanto en los sindicatos corporativistas como en los "independientes". Los espartaquistas hemos sido únicos en nuestra oposición principista a que el estado burgués persiga a dirigentes sindicales (como en el caso del sindicato petrolero en el llamado "Pemexgate"), aun cuando no simpaticemos en absoluto con su política. Y es que limpiar los sindicatos es un asunto exclusivo de los obreros (ver "Estado burgués: ¡Manos fuera del STPRM!" en Espartaco No. 18). ¡Estado burgués manos fuera de los sindicatos! ¡La CTM es de los obreros—romper con el PRI! ¡Ninguna confianza en el PRD y sus paleros sindicales!
El cemento ideológico que los falsos líderes sindicales usan para mantener a los obreros fieles a los dictados de sus explotadores es el nacionalismo, el principal obstáculo al desarrollo de una conciencia revolucionaria entre los obreros. Según esta falsa conciencia, el interés nacional que supuestamente une a todos los mexicanos en contra del conjunto de los no mexicanos debe prevalecer por encima de todo conflicto interno. En realidad, esta ideología burguesa está dirigida a subordinar políticamente a los explotados a sus brutales explotadores locales, y a separarlos de sus verdaderos aliados: los obreros del resto del mundo. Como explicó el líder bolchevique V.I. Lenin:
"El marxismo no puede reconciliarse con el nacionalismo, por muy ‘justo’, ‘limpiecito’, sutil y civilizado que éste sea. En lugar de todo nacionalismo el marxismo propugna el internacionalismo, la fusión de todas las naciones en esa unidad superior que se va desarrollando ante nuestros ojos con cada kilómetro de vía férrea, con cada trust internacional y con cada sindicato obrero...."
—"Notas críticas sobre la cuestión nacional" (1913)
¡Por una dirección clasista en los sindicatos!
Muchos ven en direcciones sindicales como la del SME una oposición consecuente a la burguesía. Pero la dirección del SME es una burocracia con un programa procapitalista. Su estrategia contra la privatización busca presionar a los partidos burgueses y mantener a las bases desmovilizadas. Así, en septiembre pasado Ramón Pacheco y José Almazán del SME se reunieron con Madrazo, presidente del PRI, para invitar a este putrefacto partido burgués a conmemorar con ellos la nacionalización de la industria eléctrica. Pacheco aprovechó la reunión para "reconocer" la participación de los senadores del PRI en el rechazo a los proyectos privatizadores de Fox. ¡Pero Fox sólo está siguiendo el curso privatizador trazado por sus predecesores priístas de la Madrid, Salinas y Zedillo!
Como escribimos en un suplemento de Espartaco en medio de la combativa huelga estudiantil de la UNAM en 1999:
"Toda la campaña del SME en contra de la privatización ha estado basada en el nacionalismo burgués y conscientemente trazada por parte de la dirigencia del sindicato para evitar la movilización clasista. Así, el SME emplazó a huelga hace varios meses, demandando un aumento salarial. Sin embargo, la burocracia aceptó las migajas ofrecidas por la compañía y retiró el emplazamiento, según la misma Lux [revista del SME] informa, para ‘no encimar este conflicto con las acciones seguidas por el sindicato contra la privatización’, ¡como si el nivel de vida de los trabajadores y la embestida privatizadora no tuvieran nada que ver!...[los burócratas] quieren aparecer como ‘radicales’ y ‘combativos’ para tener un mayor poder de presión sobre la burguesía y así conservar sus privilegios, mientras mantienen a la clase obrera atada. Ésa es la razón por la que los electricistas no están en huelga."
En un discurso pronunciado el 21 de agosto pasado en un mitin ante la cámara de senadores, en medio de cursis odas nacionalistas, Rosendo Flores, secretario general del SME, dijo:
"Cómo puede alguien decir que esta Iniciativa [foxista privatizadora] sí mantiene la rectoría del Estado y se salvaguarda la Soberanía del País, cuando se sepulta la esencia de la nacionalización que en 1960 llevó al presidente López Mateos; sí, al Señor Presidente Adolfo López Mateos, a romper las presiones y los chantajes de los dueños extranjeros de la Industria Eléctrica de entonces."
El "Señor Presidente" López Mateos, objeto de la cursilería de Flores, fue autor del aplastamiento de la gran huelga ferrocarrilera de 1958-59. López Mateos envió al ejército a reprimir a los combativos huelguistas a sangre y fuego, incluso sitiando los barrios obreros, en la que fue una de las principales derrotas históricas infligidas al proletariado mexicano. A raíz de la ruptura de la huelga, el "Señor Presidente" despidió a más de diez mil ferrocarrileros y metió a la cárcel a sus dirigentes, entre ellos a Demetrio Vallejo y Valentín Campa. La libertad de los ferrocarrileros presos fue una de las demandas del movimiento estudiantil del 68. El vengativo gobierno mantuvo en la cárcel a algunos, como Campa, ¡hasta 1970!
Habiendo acusado a los ferrocarrileros huelguistas de "antipatriotas", López Mateos solicitó la ayuda de la CIA, que envió a un tal Dean Stephanski para trazar la estrategia. ¡El gobierno acusó a dos diplomáticos soviéticos de dirigir la huelga! El comentarista estadounidense Dean Pearson escribió en octubre de 1959:
"‘En esta ocasión —se refiere a la huelga ferrocarrilera— el exsecretario del Trabajo y amigo de los obreros [López Mateos], metió a la cárcel a los agitadores y los acusó de "promover la disolución social" delito tipificado en los códigos mexicanos. Simultáneamente ordenó la expulsión de los agregados de la embajada soviética, por considerarlos incitadores de la agitación obrera. Desde entonces —continúa Pearson— el ["Señor"] presidente López Mateos ha fortalecido notablemente la moneda mexicana’ (con la ayuda del Tesoro de los E.U. y el Fondo Monetario Internacional)."
—Citado en Valentín Campa, Mi testimonio
Como diría Fidel Velázquez, ¡Gracias Señor Presidente!
Para desatar el poder de la clase obrera lo que se requiere es barrer con las actuales direcciones procapitalistas como la del SME, que siembran ilusiones suicidas en la burguesía y su gobierno, remplazándolas con direcciones revolucionarias. Para eso es necesario una lucha política tajante para ganar a las bases al programa del marxismo revolucionario. Como escribió Trotsky en su artículo inconcluso "Los sindicatos en la época de la decadencia imperialista": "Los sindicatos de nuestro tiempo pueden servir como herramientas secundarias del capitalismo imperialista para la subordinación y adoctrinamiento de los obreros y para frenar la revolución, o bien convertirse, por el contrario, en las herramientas del movimiento revolucionario del proletariado. En la era de la decadencia imperialista los sindicatos sólo pueden ser independientes en la medida en que sean conscientes de ser, en la práctica, los organismos de la revolución proletaria."
Los falsos revolucionarios
Entre los impulsores abiertos de la colaboración de clases, que conforman la derecha del movimiento obrero, y los revolucionarios que conformamos la izquierda, existe una tendencia intermedia que habla como los revolucionarios pero en cada disyuntiva decisiva actúa como los colaboracionistas. Esta tendencia es lo que llamamos centrismo. Capaz de ganar jóvenes, obreros y otros que honestamente desean luchar por la revolución socialista y desviarlos hacia la política reformista, el centrismo es particularmente peligroso y por eso es particularmente necesario denunciarlo. La Liga de Trabajadores por el Socialismo-ContraCorriente (LTS-CC) y el Grupo Internacionalista (GI) son, cada uno a su manera, ejemplos insuperables del centrismo en México.
La LTS dice ser trotskista, pero la motivación que se encuentra detrás de toda su política es una adaptación sistemática a las actuales direcciones nacionalistas del movimiento obrero, que orbitan siempre en torno al PRD burgués. Éste es el caso con la dirección del Sindicato Mexicano de Electricistas. La LTS se lamenta de que la dirección del SME tenga vínculos con el PRD y un programa netamente nacionalista, pero en los hechos busca actuar como consejera de "izquierda" de la burocracia, al tiempo que la ayuda a mantener sus credenciales "combativas" ante la membresía y así contribuye a perpetuar su posición.
En realidad, la LTS va a la cola de la política nacionalista de colaboración con la burguesía que impulsa la burocracia y le sirve como cobertura de "izquierda". Así, lanza un hipócrita llamado: "los sindicatos y coordinaciones de los trabajadores existentes (como el Frente Nacional de Resistencia contra la Privatización de la Industria Eléctrica [FNRCPIE] y las corrientes que se reivindican democráticas en los distintos sindicatos) deben encabezar esta lucha sin confiar en ningún político burgués ni en los tramposos mecanismos del régimen" (Estrategia Obrera No. 21, 6 de noviembre de 2001). ¡Pero el FNRCPIE mismo incluye a la Corriente Democrática del PRI, al PRD e incluso a dirigentes del PAN en el DF! (La Jornada, 27 de febrero de 1999).
Jactándose de una ortodoxia trotskista que poco tiene que ver con su práctica política real, un manifiesto de la LTS sentencia correctamente que "la negación del rol [de vanguardia] de la clase obrera es el preámbulo de una política que reniega de la lucha contra las direcciones burguesas y burocráticas, y por el contrario se subordina al PRD y a la burocracia ‘opositora’". De igual modo, el manifiesto critica al reformista POS por su capitulación al zapatismo: "El POS, en tanto, lamentablemente llamó al EZLN a encabezar la lucha por un gobierno obrero y campesino y lo definió como una dirección ‘independiente’ (es decir independiente de la burguesía), justo cuando éste se dirigía a la negociación con el régimen." Esta denuncia se vuelve una broma de mal gusto en los labios de la LTS, que durante la huelga de la UNAM se distinguió entre otras cosas por su llamado a constituir una Coordinadora Nacional contra la Represión que uniera a todas las fuerzas de la izquierda y el movimiento obrero...¡bajo la dirección del EZLN! En un volante típico, publicado en agosto de 1999, la LTS-ContraCorriente escribió:
"Tenemos que fundir nuestras luchas confrontando el ataque del régimen en una Coordinadora Nacional contra la Represión. Es esencial que el EZLN encabece el llamado a conformarla, para organizar la resistencia a nivel nacional. La marcha [de los zapatistas] del 23 en San Cristóbal de las Casas es un ejemplo a seguir."
Como decía Oscar Wilde, "la hipocresía es el homenaje que el vicio rinde a la virtud".
En Estrategia Obrera No. 30 (22 de enero de 2003), la LTS polemiza contra un artículo de Sergio Rodríguez Lazcano y critica al EZLN por no querer tomar el poder, y concluye: "El autor [Rodríguez Lazcano] pretende fundamentar una práctica reformista que se niega a luchar por el poder. La lucha de Zapata fue, en cambio, el enfrentamiento directo contra el estado sin confianza en los poderosos y sus representantes." De hecho, los ejércitos campesinos de Zapata y Villa tomaron la Ciudad de México en 1914 sólo para retirarse poco después, incapaces de dar solución a sus propias demandas. Las circunscritas exigencias por más democracia y repartos de tierra en sus pueblos, como el Plan de Ayala, no eran suficientes para dotar a Villa y Zapata de un programa político nacional y conservar el poder estatal en los centros urbanos. Como el EZLN, el de Zapata era un movimiento basado en el campesinado y, correspondientemente, estaba limitado por esa misma ideología.
Aunque en el mismo periódico la LTS dice que "es fundamentalmente la unidad con el proletariado industrial y de los servicios la que puede potenciar la lucha y posibilitar la solución de las demandas del campo", su rechazo de la perspectiva trotskista de la revolución permanente queda claro en su afirmación de que "La mejor forma de garantizar el triunfo es poniendo la dirección en manos de la gran masa de campesinos pobres que ya dio muestras de su potencial revolucionario en 1910." Pero en sus "Tesis fundamentales" de la revolución permanente, Trotsky explicó que "por grande que sea el papel revolucionario de los campesinos, no puede ser nunca autónomo ni, con mayor motivo, dirigente. El campesino sigue al obrero o al burgués." Trotsky desarrolló:
"3. El problema agrario, y con él el problema nacional, asignan a los campesinos...un puesto excepcional en la revolución democrática. Sin la alianza del proletariado con los campesinos, los fines de la revolución democrática no sólo no pueden realizarse, sino que ni siquiera cabe plantearlos seriamente. Sin embargo, la alianza de estas dos clases no es factible más que luchando irreconciliablemente contra la influencia de la burguesía liberal-nacional.
"4. Sean las que fueren las primeras etapas episódicas de la revolución en los distintos países, la realización de la alianza revolucionaria del proletariado con las masas campesinas sólo es concebible bajo la dirección política de la vanguardia proletaria organizada en Partido Comunista. Esto significa, a su vez, que la revolución democrática sólo puede triunfar por medio de la dictadura del proletariado, apoyada en la alianza con los campesinos y encaminada en primer término a realizar objetivos de la revolución democrática."
Otro grupo centrista que trata de aparecer como revolucionario es el llamado "Grupo Internacionalista", un puñado de renegados que desertó de nuestra organización en 1996. Pero el contenido de la política de este grupo no podía estar más lejos de la política revolucionaria. En su apetito por adaptarse al medio de la "izquierda" perredista, este grupo incluso ha llegado a la posición rompesindicatos de descartar las luchas de todos los sindicatos que no estén dirigidos por el PRD. Manipulando tramposamente el odio de muchos obreros hacia la muy real podredumbre de las direcciones priístas de los sindicatos corporativistas, el GI ha sostenido con verdadero ahínco que el sindicalismo de la CTM "representa al enemigo de clase" (El internacionalista/Edición México, mayo de 2001), y que en lugar de defenderlo de los ataques del estado, hay que dar contra él una "lucha clasista" (una consigna que el gobierno de Fox está realizando al pie de la letra). Curiosamente, el GI no sostiene esta posición respecto al sindicalismo corporativista de otros países (como Argelia, Argentina e incluso Venezuela, donde la burocracia de la CTV es notoria por su política pro-CIA), ya que en estos países no ha encontrado todavía un PRD con el que quiera quedar bien.
En repetidas polémicas hemos señalado que, especialmente en el contexto de la ofensiva antiobrera del PAN (y también del PRD en la ciudad de México) estas posiciones son objetivamente antisindicales y rompehuelgas, una acusación que todo izquierdista debería tomar muy en serio. ¿Cómo responde el GI a esto? Pues no responde.
Fiel a sí mismo pese a todo, en su último artículo sobre México ("México: el gobierno de Fox sirve de ‘bisagra’ en la guerra contra Irak", noviembre de 2002), el Grupo Internacionalista recurre a los malabares más burdos con tal de no dar una respuesta clara a los interrogantes que les plantea la realidad. El artículo dedica una sección entera a hablar pomposamente de la importancia estratégica del petróleo mexicano, pero notoriamente omite toda mención del hecho de que los dirigentes del sindicato petrolero se encuentran actualmente bajo un ataque judicial por parte del estado burgués (ver "Estado burgués: Manos fuera del STPRM", Espartaco No. 18). El GI llega a hablar idílicamente de que una huelga petrolera "asestaría un fuerte golpe a los planes bélicos de Washington", pero evitan mencionar el hecho de que el sindicato había emplazado a huelga meses antes de que el GI publicara su inocuo artículo, movilizando a decenas de miles de trabajadores en demanda de aumento salarial. En una manifestación en el DF, los obreros corearon: "¡Aumento salarial y autonomía sindical!". El emplazamiento a huelga del sindicato petrolero puso a temblar a la burguesía mexicana y preocupó considerablemente a los imperialistas, que no dudaron en ofrecer su respaldo a los ataques antisindicales de Fox. Consciente del enorme poder social que podía escapar de su control, la burocracia priísta terminó por aceptar un aumento raquítico y desmovilizar a sus bases. Pero el GI simplemente declaró "inexistentes" todos estos hechos porque muestran la estupidez y naturaleza rompesindicatos de su línea.
Ahora parece que el GI está avergonzado de su propia postura (y francamente ¿quién no lo estaría?). De este modo, el último artículo del GI no sólo peca por omisión: busca activamente desorientar a sus lectores sobre el contenido de su propia política. Y es que como los vampiros, los centristas aborrecen la claridad. Hablando de los trabajadores portuarios mexicanos y de la necesidad de que realicen actos de solidaridad obrera internacional, el GI afirma:
"Pero para llevarlos a cabo [los actos de solidaridad obrera] es imprescindible una lucha por forjar una dirigencia sindical clasista en contra de los charros corporativistas priístas del CT-CTM-CROC-CROM y los burócratas sindicales ‘democráticos’ pro PRD..."
Este pasaje fue redactado para confundir deliberadamente a sus lectores implicando que el GI tiene una posición que no tiene. No olvidemos que esta organización sostiene que los sindicatos de la CTM corporativista representan "al enemigo de clase", y que nos ha denunciado furiosamente por decir que no hay una diferencia de clase entre los sindicatos corporativistas y los "independientes". Pero ahora, según implica ambiguamente la nueva pieza del GI, ya no se trata de forjar una nueva organización, sino sólo una nueva dirección, al igual que con los sindicatos dirigidos por perredistas. ¿Es que el GI pretende dotar a su supuesto "enemigo de clase" de "una dirigencia sindical clasista"?
¿Será posible que, confrontado con la realidad de la lucha de clases, el avergonzado GI esté dando un viraje de su política de manera encubierta? Es dudoso, ya que estos charlatanes han demostrado sobradamente que ni les interesa la realidad de la lucha de clases, ni tienen vergüenza, por lo que esto no puede tratarse más que de una torpe maniobra confusionista destinada a evadir las lamentables conclusiones de su propia política y a seguir jugando al escondite con nuestras polémicas.
En general, la ideología dominante en toda sociedad dada es la ideología de la clase económicamente dominante. Dentro del movimiento obrero esto se expresa en todas estas "alternativas" de dirección que, de distintas maneras, no buscan sino mantenerlo en el corral de la ideología burguesa. Es necesario construir un partido leninista de vanguardia, fusionando a los intelectuales radicalizados comprometidos con la causa del proletariado con los elementos más avanzados de la clase obrera sobre la base de un programa revolucionario; un partido armado con la experiencia de décadas de luchas obreras a escala internacional codificada en el programa del marxismo; un partido que denuncie todas las variantes de la ideología burguesa dentro del movimiento obrero, ya sea descaradas o encubiertas; un partido capaz de dirigir a la clase obrera a su emancipación y, de este modo, a la emancipación de toda la sociedad.
http://www.icl-fi.org/espanol/oldsite/privatizacion.htm
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2015.10.17 18:18 parado33 Mis propuestas. Si alguien me puede decir donde enviarlas para que se debatan lo agradezco

Teniendo en cuenta que ser joven o ser mayor es algo bastante relativo voy a intentar poner cifras. En los cursos del SEPE que he realizado apenas hay “jóvenes”. No veo gente menor de 30 ni 25 años. Todos son bastante “mayores”. Por lo general mayores de 30 años y cercanos a los 40 incluso más allá. He estado en clases de programación JAVA con gente de más de 55 años, me he sentado al lado de un hombre de 40 que llevaba 5 años sin trabajar y por eso aparentaba tener casi 60. Cuando voy a las oficinas del SEPE apenas veo gente joven menor de 25 años, y las que hay son gente que tiene formación básica. He estado con mujeres ya en sus 40 y tantos solteras o separadas que me han reconocido que sienten que no volverán a trabajar, y otras me han reconocido que están hasta el #### de sus maridos pero que como saben que no van a encontrar empleo “al menos que las mantengan”. Hablo de lo que veo en la Comunidad de Madrid, ignoro como será en otras. Sin embargo, veo como muchos compañeros míos del master han conseguido empleo, todos menores de 27 años. Veo como en la (dichosa) red LinkedIn casi todos los recién licenciados en ingenierías tienen empleo y a medida que se sube de edad el estado de “buscando activamente empleo” crece. En mi día a día veo como gente sin formación trabaja y yo voy camino a una tremenda depresión. No se me quiere o porque tengo más de 30 años, o porque no tengo experiencia en “lo que sale”, o porque no se me puede hacer un contrato en formación, ni de becario. Hace unos días una ONG bastante famosa, me ha rechazado para unas prácticas de 15 días (¿Qué habría costado tenerme 15 días? Las prácticas eran “no laborales” y por lo tanto no remuneradas).
Con esto quiero pedir, por favor, que para las próximas elecciones tengan en cuenta que las empresas de este país discriminan y mucho. Si no es por sexo, es por edad, si no es por titulación (la mayoría de los ingenieros valemos para la gran mayoría de ofertas de empleo que salen para ingenieros).
Quiero proponer que legislen de verdad en contra de la discriminación, y de verdad, no solo con palabras. Puesto que las empresas de este país no se toman en serio la igualdad de oportunidades (la vivo en mis carnes y lo veo a mí alrededor) veo conveniente Por eso les propongo lo siguiente:
Atentamente:
parado 33.. ingeniero + master + postgrado + 2certificados de profesionalidad + ingles + algo de portgues... 1 año en paro, 2 sin ingresos.
submitted by parado33 to podemos [link] [comments]


2015.01.09 23:02 qryq Mariano Rajoy Brey: La trayectoria de un bon vivant

PRÓLOGO: Mariano Rajoy Brey es probablemente el dirigente genovés que en los últimos treinta años más tiempo ha estado entretenido ocupando cargos públicos retribuidos de todo tipo y condición. Ni el mismísimo Fraga, restados sus largos años de colaborador entusiasta del General Franco durante su dictadura, puede competir con él.
Si nos atenemos a su curriculum, Mariano ha sito de todo un poco y sin embargo, como luego se verá, por donde pasa no deja rastro de su presencia. Sigue siendo para la mayoría de los ciudadanos, votantes suyos incluidos, un tipo desconocido y, si además nos atenemos a las encuestas, tampoco parece que sea un personaje que genere grandes entusiasmos.
Mariano tiene, por otro lado, una extraña virtud que le vuelve aún más particular dentro de la fauna genovesa: se llevó años y años estando en segundo plano, tanto cuando son otros los genoveses que se presentan para ganar o perder elecciones generales, como cuando él es el candidato único y pierde sistemáticamente. Mariano ni se inmuta ni se da por aludido. Se mantiene como si con él no fuera la cosa.
Y a pesar de todo esto y alguna cosa más, cuando apenas quedan en activo genoveses que compartieron mesa y cartel con él, no hay que descartar como el mismo diría, <>, es decir, sin pegar ni palo al agua a partir del 20-N acabó conviertiéndose en el sexto inquilino del Palacio de la Moncloa.
Y es precisamente todo lo anterior, lo que me ha animado a divulgar esta biografía de Mariano que como es obvio, ni es oficial ni está autorizada. No hay nada personal en esta iniciativa ni responde a un maquivélico plan encaminado a hurgar en su trayectoria para descalificarle. La verdad es mucho más simple y asequible.
En realidad creo que, por salud democrática y por transparencia, es oportuno y necesario que sus detractores, sus entusiastas, los despistados y el público en general, puedan acercarse a su trayectoria sin llamar a su puerta y sin pedir permiso a nadie, editoriales incluidas.
En esta biografía no se dice nada que no te puedas imaginar. No se descubren ni los grandes ni los pequeños secretos de Mariano. He puesto en conocimiento lo que de un lado y de otro he ido recopilando y que mejor define los diferentes pasos que en su particular escalafón ha ido dando el trepidante Registrador de la Propiedad en servicios especiales.
Sus discursos, sus entrevistas, sus artículos, etc, ect, han sido una fuente inagotable para conocer algo mejor a este bon vivant de la política. También me ha inspirado lo que sus aduladores más cercanos dicen del susodicho en público descontando lo que dicen en privado que como se puede uno imaginar no es exactamente coincidente con los halagos empalagosos que un día sí y el otro también le dedican.
Dada su larga extensión, será publicada en varios hilos.
 ESTUDIOS, PROFESIÓN Y FAMILIA 
Mariano nace en Santiago de Compostela un 27 de marzo de 1955. Hasta los tres años reside en el pueblo de Carballiño (Ourense) y hasta los cinco en Oviedo. Posteriormente trasladaron a su padre, juez de profesión, a León, y allí marchó toda la familia, con su madre Olga y sus tres hermanos pequeños. Fue matriculado, junto a sus dos hermanos, Luís y Enrique en los Jesuitas de esta ciudad. Diez años después marcha a Vigo y también es matriculado en un centro gestionado por los Jesuitas. Tras finalizar su educación secundaria, se matriculó en la facultad de Derecho de la Universidad de Santiago de Compostela.
Nada más acabar la carrera, se dedica a preparar oposiciones de Registrador de la Propiedad. Las prepara en un verano y a los 23 años obtiene su correspondiente plaza. Sus aduladores de cabecera siempre tienen ocasión o si no la buscan, ponen en valor que Mariano es un fuera de serie por sacar a la primera estas durísimas oposiciones. Nada que objetar, aunque como luego se verá, su amor y dedicación por el Registro da de sí lo justo y necesario para tomar fuerzas y reponer su Cuenta Corriente y así poder dedicarse a sus quehaceres de partido e instituciones. Sus primeros destinos como Registrador fueron Padrón y en la localidad leonesa Villafranca del Bierzo. Tras su forzada salida de la Xunta en 1987 y hasta 1989 se incorporó a su plaza en propiedad ubicada en Santa Pola (Alicante).
En cuanto a su familia y la influencia que ha ejercido y ejerce en Mariano, hay varios aspectos que merecen ser subrayados. En primer lugar, llama la atención el número de funcionarios de apellido Rajoy y/o Brey que por metro cuadrado y por generaciones integran la familia de Mariano y hacen que su número sea sensiblemente superior a la media nacional. De hecho, solo Mariano y sus hermanos podrían tener su propia asociación Profesional de Funcionarios de alto standing.
En segundo lugar, Mariano tiene una clara tendencia acreditada en el tiempo a proteger el anonimato de sus familiares más directos. Como quiera que compartimos, con carácter general, sus criterios de proteger ese anonimato y solo para los más inquietos y curiosos aquí os va un resumen resumido de algunos de sus familiares:
Nuestro hombre es nieto de Enrique Rajoy Leloup, uno de los redactores del Estatuto de Autonomía de Galicia en 1932. Nacido en Santiago de Compostela, pero estaba vinculado a Pontevedra por su familia paterna. Siendo muy joven, sirvió como oficial del Ayuntamiento de Conxo y posteriormente como secretario. Se licenció en Derecho por la Universidad de Santiago en 1910, incorporándose al Colegio de Abogados. Fue concejal de Santiago de Compostela, siendo elegido en 1931, en el seno de la coalición monárquica, y profesor de Derecho Civil en la Universidad de Santiago de Compostela. Republicano y galleguista. Formó parte de la Comisión redactora del Proyecto del primer Estatuto de Autonomía de Galicia, durante la II República española, junto con Alexandre Bóveda. Al triunfar la sublevación de 1936 contra la República española, fue represaliado y privado de su Cátedra Universitaria en Santiago de Compostela. En 1952 se le permitió regresar al cargo, que había ocupado con anterioridad a 1936, de Decano del Colegio de Abogados.
Su padre, Mariano Rajoy Sobredo, desde hace algunos años está jubilado y ha ocupado diferentes plazas de juez y magistrado en varias ciudades (León , Pontevedra, etc.). Cuentan las crónicas, probablemente con algún que otro fundamento, que se vio envuelto en su condición de Presidente de la Audiencia Provincial de Pontevedra en el denominado "Caso Redondela". Este asunto se descubrió en abril de 1972, al desaparecer millones de litros de aceite. Se realizó un juicio que duró hasta noviembre de 1974. Uno de los implicados directos, Isidro Suárez, murió en la cárcel de Vigo en extrañas circunstancias; otro implicado, José María Romero, que fue uno de los que destapó el "affaire", apareció muerto también en su casa de Sevilla (padre, madre e hija, asesinados en su domiclio); uno de los principales accionistas era el hermanísimo del dictador Franco, un tal Nicolás Franco Bahamonde. Entre los abogados defensores se encontraba José María Gil Robles. Cinco mil folios de sumario que quedaron depositados en la Audiencia de Pontevedra, desaparecieron.
Su madre Olga, falleció hace varios años.
Mariano tiene tres hermanos, Enrique, Registrador de la Propiedad; María de las Mercedes, también Registradora de las Propiedad en Getafe (Madrid), casada con un genovés de postín: Francisco Millán Mon, eurodiputado en la lista del PP y Luís, Notario en Ourense-Primeira.
El 28 de diciembre de 1996, cumplidos ya los cuarenta años, se casó con Elvira Fernández Balboa, nacida en Pontevedra el 27 de abril de 1965. Es la mayor de tres hermanos. Economista. Su primer trabajo se desarrolló en una pequeña empresa de Lérez (Pontevedra). Ha trabajado en el departamento de control presupuestario de la cadena TV Antena 3 y en la actualidad trabaja en Telefónica Contenidos. Su padre, Manuel Fernández Fernández era propietario de una próspera empresa de saneamientos en el municipio de Sanxenxo. Tienen dos hijos nacidos en el año 1999 y en el año 2005.
Uno de sus cuñados, el hermano pequeño de su mujer, Manuel Fernández Balboa, hace algunos años se vio envuelto en un lío de muy señor mío por las irregularidades, algo más que presuntas, que se descubrieron con su contratación por la Xunta presidida entonces por Manuel Fraga Iribarne. La polémica saltó al conocerse que Fernández Balboa firmó el 1 de marzo de 2001 un contrato como responsable económico-financiero de la Fundación Cidade da Cultura de Galicia por el que percibiría 42.000 euros al año sin tener experiencia profesional alguna.
Por lo que se refiere a otros familiares y, para no marear la perdiz, hay que recordar que algunos de ellos han sido noticia a lo largo de los últimos años. Uno de ellos, es su primo José Javier Rajoy Abalo que es Catedrático de Fisica Teórica de la Universidad de Sevilla y responsable de varios proyectos de investigación de Mecánica Estadística, entre ellos, uno de Teoría cinética e hidrodinámica de flujos granulares. Este primo y profesor pasó a ser noticia nacional cuando Mariano, sin pensárselo dos veces, le citó como un ejemplo de autoridad académica y científica para explicar las dificultades de predecir el tiempo frente aquellos otros <>. Desde entonces, Mariano no ha vuelto ha hablar del tiempo. También aunque por distintas razones, Raúl Antonio Brey Abalo, hermano del Catedrático de Fisica. Ha sido condenado a 15 años y seis meses de prisión por el secuestro de un empresario gaditano en junio del año 2008.
 BIENES Y RENTAS 
En cuanto a sus bienes y rentas, es decir, salario, inmuebles, acciones, C/C, etc., conviene aclarar que hasta que Mariano no le ha quedado más remedio, es decir, hasta que el Congreso de los Diputados el pasado 7 de septiembre de 2011, decide publicarlas.
Según Mariano, su situación patrimonial a fecha de 31 de diciembre del año 2010 sería la siguiente:
SUELDO: declara que percibe 98.225 euros que ha recibido de su partido en concepto de "Dietas y Gastos de Representación" en 2010. A esta cifra, aunque no la declara ya que no es obligatorio, hay que añadir los 75.040 euros que como mínimo recibe como Presidente del Grupo Popular, en dicha Cámara. Es decir, Mariano, sin contar lo que aporta su mujer, ingresa no menos de 173.265 euros anuales.
PATRIMONIO: La declaración refleja un patrimonio de 597.442 euros, entre depósitos de cuentas corrientes (59.909), fondos de inversión (317.780), acciones en bolsa (143.181) y seguros de ahorro (80.572). Declara ganar en 2010, 27.237 euros en concepto de dividendos de acciones, rendimientos de capital y alquiler de inmuebles.
INMUIEBLES:
*1 Apartamento en Pontevedra con garaje adquirido en 1987
*1 apartamento en Madrid adquirido en 1991 y del que tiene pleno dominio.
*1 Apartamento en Canarias adquirido en 2004 (un 25% ganancial).
*1 Vivienda habitual en Madrid comprada en 1998 que está en régimen de gananciales.
  • 1 Oficina en Pontevedra adquirida en 1989.
DECLARACIÓN DE LA RENTA: En cuanto al IRPF declara haber pagado como cuota líquida 87.651 euros.
Visto lo visto y como cualquier observador sin ánimo de lucro, podrá comprobar, la declaración de Mariano está incompleta y llena de lagunas deliberadas.
No incluye "los salarios en especie" que recibe del propio Congreso y de su partido. No se dice nada del ahorro que respecto al resto de los contribuyentes supone llamar de gorra por el móvil o recibir todo tipo de obsequios, puros habanos incluidos, que sin caer en el cohecho impropio de su colega Camps, también día a día, semana a semana, mes a mes van haciendo granero.
Pero sobre todo y ante todo, es que no hay manera de constatar fehacientemente cuáles han sido en realidad las retribuciones que recibe Mariano de su propio partido en concepto de "Dietas y Gastos de Representación". También las dudas se multiplican sobre sus múltiples viviendas (3 apartamentos y una casa habitual situada en Aravaca, una de las zonas más exclusivas de Madrid) ya que, como estaba previsto, no especifica ni su valor catastral ni mucho menos el real.
Para los más curiosos, valga como ejemplo que tan sólo su dúplex familiar en valor de mercado actual, con crisis incluida, no baja de un millón de euros. Lo mismo sucede con los 450.000 euros que tiene repartidos en fondos de inversión y acciones. Mariano no facilita ni un solo dato que pueda ayudar a conocer en que sectores y empresas invierte y por tanto los potenciales conflcitos de intereses que llegado el caso pudieran producirse si Mariano tuviera que tomar decisiones sobre estos mismos sectores.
Y para finalizar, ni Mariano ni ninguno de sus monosabios han desmentido ni confirmado numerosas informaciones periodísticas que han asegurado que en su condición de Registrador de la Propiedad en Santa Pola, en servicios especiales, ha recibido o recibe algún porcentaje en dinero -negro o blanco- sobre los ingresos totales del citado registro.
 CONTINUARÁ... 
submitted by qryq to podemos [link] [comments]


7 Cosas Que Las Mujeres Desean En Secreto De Un Hombre ... Lo Que Callamos Las Mujeres - La maestra Virginia - YouTube 5 COSAS QUE LAS MUJERES ADORAN EN SECRETO de los HOMBRES ... PERFUMES DE HOMBRES QUE MAS ATRAEN A LAS MUJERES ¿RACISMO? ¿Qué buscan las MUJERES en los hombres? l ... Las Buscadoras: Abel Sarmiento Que buscan los hombres en las mujeres - conferencia - YouTube Hasta la fecha sonrió (Charles Ans) Lo Que Callamos Las Mujeres - No me destruyas más - YouTube Las 7 mujeres que ha tenido Peña Nieto

“Hasta la fecha me despierto temblando; quiero que acabe ...

  1. 7 Cosas Que Las Mujeres Desean En Secreto De Un Hombre ...
  2. Lo Que Callamos Las Mujeres - La maestra Virginia - YouTube
  3. 5 COSAS QUE LAS MUJERES ADORAN EN SECRETO de los HOMBRES ...
  4. PERFUMES DE HOMBRES QUE MAS ATRAEN A LAS MUJERES
  5. ¿RACISMO? ¿Qué buscan las MUJERES en los hombres? l ...
  6. Las Buscadoras: Abel Sarmiento
  7. Que buscan los hombres en las mujeres - conferencia - YouTube
  8. Hasta la fecha sonrió (Charles Ans)
  9. Lo Que Callamos Las Mujeres - No me destruyas más - YouTube
  10. Las 7 mujeres que ha tenido Peña Nieto

aqui te damos una coleccion para que sepas que comprarle a tu pareja en una fecha importante. ... perfumes de hombre que las mujeres aman 😍 - duration: 9:30. lennieth 113,472 views. 9:30. la ... Este es sólo un pequeño fragmento acerca de que 'Buscan los Hombres en las mujeres', si quieres ver la contraparte, entra a ver el video: '¿Qué buscan las mu... Racismo. Mujeres. Experimento social que busca comprobar si las mujeres se fijan en el color de piel a la hora de fijarse en un hombre. ¿Qué crees tú? Si qui... El reflejo de la desgracia. Escribí este tema en reconocimiento a las mujeres que buscan los restos de sus hijos en fosas... Abel Sarmiento. Virginia es maestra de inglés en la misma escuela donde estudia Mauricio, su hijo. Es una mujer muy atractiva, seria, amante de lo que hace. Patricio es un a... Si te gustaría saber cuales son las cosas que quieren las mujeres de los hombres y que guardan en secreto tienes que a ver este video. Si te gusto este video... Para las mujeres que te traicionaron. CHARLES ANS + NICO MALEON & DJ SONICKO - AQUI TODO ESTA BIEN ('Esta de mas que te lo diga) - Duration: 4:06. Charles Ans 10,361,852 views El ex presidente de México Enrique Peña Nieto a lo largo de su vida y hasta la fecha ha dado mucho de que hablar, ya sea por su manera en como gobernó nuestro país, los innumerables memes en ... Estas son las 5 Cosas que las Mujeres Adoran en Secreto de los Hombres Comenzamos... ------------------------------------------------------------------------... Rebeca está harta que su madre, Arcelia, se tome atribuciones con su hija Tamara en cada oportunidad que tiene. Arcelia le reprocha a Rebeca que se haya casa...